Guión para una boda civil, ¿cómo es la ceremonia?

La boda civil ha ido ganando presencia con el tiempo y aumentan de año en año. Pueden resultar tan emotivas y vistosas como las celebraciones religiosas.

Guión para una boda civil, ¿cómo es la ceremonia?
Cada vez se celebran más fuera de los organismos oficiales

Lejos quedan ya aquellos tiempos en los que si alguien notificaba que iba a realizar una boda civil era contemplado de manera extraña, e incluso había familiares o amigos muy tradicionales que evitaban su presencia en la celebración. Pero la vida sigue y una boda civil ya no es vista como algo fuera de lo común.

Actualmente incluso en algunas Comunidades Autónomas superan las bodas civiles a las bodas religiosas. Además, cada vez más las bodas civiles se celebran fuera de los organismos oficiales, para evitar la frialdad de un evento que suele durar unos quince minutos, salvo que el encargado de celebrarlo esté muy motivado, que no suele ser el caso.

Para casarse fuera de los organismos oficiales en una boda civil habrá que iniciar el expediente en el ayuntamiento de la localidad donde se celebre el evento y que se acerque la persona autorizada para ello, como un concejal, o el alcalde si quiere, hasta el lugar elegido. Legalmente tiene que hacerse en un edificio oficial, pero no suele haber problemas en que se desplacen.
 

Ceremonia de una boda civil

Una vez que se ha decidido personalizarla en un lugar determinado y con un tipo estilo propio con el que agradar y hacer disfrutar a los invitados en la fiesta posterior, la ceremonia de la boda civil seguirá una serie de pasos.
La entrada de los novios se hará normalmente mientras suena la música elegida por ellos para la ocasión. Cada uno irá acompañado de la madrina y padrino correspondiente.

El encargado de presentar la boda civil suele ser alguien de confianza, ya sea familiar o amigo, que carece del miedo escénico de hablar en público. Es importante que no se anime demasiado y termine siendo pesado. Lo ideal es que sepa lo que va a decir de memoria, leer un texto siempre pierde naturalidad.

Además de esta persona, pueden intervenir otros invitados a los que los novios hayan solicitado decir algunas palabras, generalmente terminando con alguna anécdota. Y ya se sabe, lo bueno, si breve, dos veces bueno.

La persona autorizada para celebrar la boda civil, como puede ser el concejal en que delega el Alcalde, puede entonces leer algunos artículos del código civil relativos al matrimonio, como por ejemplo:

“Los cónyuges son iguales en derecho y deberes”, artículo 66 o “los cónyuges deben respetarse y ayudarse mutuamente y actuar en interés de la familia”, algo que viene indicado en el artículo 67.

Llega entonces la hora de decir el Sí, quiero en la boda civil. Tras preguntar el concejal si los novios quieren contraer matrimonio entre ellos, contestarán afirmativamente y se intercambian los anillos. Acto seguido dirán aquello de que se prometen mutuamente fidelidad y cuidados tanto en los momentos buenos y los malos.

Es el turno del beso fin de fiesta que confirma el compromiso entre ambos contrayentes. Después de firmar, testigos incluidos, la pareja saldrá de lugar de celebración con rumbo al lugar del banquete mientras suena la música elegida y les tiran arroz o pétalos de flores.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: