Guía para salir de la deuda en 10 pasos

Para salir de la deuda hay que empezar por eliminar los gastos que sean innecesarios, tales como el gimnasio o la tele por cable

Guía para salir de la deuda en 10 pasos
Para salir de la deuda hay que ir paso a paso
  • Más de la mitad de las familias españolas tienen algún pago pendiente

La hipoteca, el coche, los préstamos, la comida, los suministros... Los gastos que las familias deben afrontar cada mes son muy elevados, y muchas veces superan a los ingresos.

 

De hecho, más de la mitad de las familias españolas tienen algún pago pendiente. La situación se vuelve en ocasiones insostenible, y la bola se hace tan grande que nadie sabe cómo pararla para salir de la deuda.

 

Enfrentarse al problema y salir airoso no es fácil, pero tampoco imposible. Lo importante es poner en orden nuestras finanzas.

 

Salir de la deuda es cuestión de disciplina


Debemos empezar por elaborar un plan con 10 pasos a seguir para salir de la deuda:

 

1. Hacer balance. Es importantísimo enumerar y clasificar las deudas: cantidad, plazo de devolución, intereses.

 

2. Realizar un presupuesto real. Para ello sumamos por separado los gastos y los ingresos. Así sabremos con exactitud si estamos gastando más de lo que ingresamos.

 

3. Marcar prioridades. Hay que coger la columna de los gastos y empezar a eliminar a aquellos de los que podemos prescindir hasta que la situación económica mejore. Fuera el gimnasio, la televisión por cable, Internet (si no lo necesitamos para trabajar), las salidas a comer o cenar, el cine y las compras innecesarias.

 

4. Quitar lastre. Si no tenemos suficientes ingresos es imposible que podamos pagar todas las deudas. Para no desesperarnos, conviene empezar por centrar nuestros esfuerzos en pagar las de menor cantidad. Sin olvidarnos, claro está, de la hipoteca.

 

Reunificar pagos para salir de la deuda

 

5. Reunificar deudas. Si vemos que aún reduciendo gastos no podemos salir de la deuda, conviene plantearse la posibilidad de reunificarla. A la larga pagaremos más intereses, sí, pero lo que importe es poder llegar a fin de mes.

 

6. Cancelar las tarjetas de crédito. Este producto es un gran aliado si sabemos utilizarlo bien, pero un enemigo muy peligroso cuando lo usamos sin cabeza. Hay que prescindir de las tarjetas de crédito para evitar que la deuda aumente.

 

7. Llevar el tupper al trabajo. Se acabó el comer el menú con los compañeros de la oficina. Es mucho más barato llevar la comida de casa. 

 

8. Hacer la cuenta de la abuela. Para no gastarnos ni un céntimo más de lo necesario hay que volver al pasado. Se acabaron:

 

  • Las retiradas de dinero en el cajero.
  • Las compras con tarjeta (aunque sea de débito).
  • Las transacciones online. 
  • Apuntamos las cantidades que necesitamos para cubrir los gatos esenciales, las sacamos y las metemos en sobres. En cada uno ponemos el concepto y usamos el dinero sólo para ese fin.

 

Salir de la deuda es el primer paso para ahorrar

 

9. Aumentar los ingresos. Debemos tratar de conseguir un sobresueldo. Si no podemos conseguirlo trabajando, a lo mejor conviene plantearnos la posibilidad de vender algunos de nuestros bienes: el coche si no lo necesitamos para trabajar, esa tele que nunca vemos, los aparatos de gimnasia que nunca usamos, etc.

 

10.  Si además de todo esto, conseguimos ahorrar un 10% y apartarlo por si se presenta algún imprevisto, mejor que mejor.

 

Lea también:

¿Qué ocurre si no pago un préstamo bancario? »

¿Qué es la TAE? »

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados