Guarderías para tus hijos: Consejos para elegir la mejor

Para elegir bien una guardería tienes que tener en cuenta las instalaciones, los cuidadores, la localización, el programa educativo, etc. Desde Mi Portal Financiero queremos darte las claves para que eligas la mejor guardería para tus niños.

Guarderías para tus hijos: Consejos para elegir la mejor
Cómo elegir una buena guardería para tus hijos

Elegir la mejor guardería para tus hijos no es tarea fácil. Queremos sentirnos tranquilos cuando dejamos a nuestros niños en los jardínes de infancia. Queremos que los niños estén seguros, que se diviertan, que tengan buenos horarios, que nos pille cerca de casa, que los cuidadores sean atentos y les cuiden y que podamos sentirnos 100% seguros de que nuestros niños se quedan en buenas manos. Como a nosotros también nos ha pasado lo mismo, te queremos dar unas pautas para elegir. la mejor guardería para tus niños. Es fundamental hacer una elección responsable en donde haya un promedio aceptable de niños por cuidador. La Asociación Nacional para la Educación de Niños Pequeños establece unas pautas que puedes ver en su página web; son simplemente recomendaciones por lo que te instamos a que preguntes por el ratio en cada guardería.
 

Características que ha de tener una buena guardería


 

Que nos dé confianza

Para elegir bien una guardería hay que conocer lo que tenemos a nuestro alrededor. Seis meses antes de meter a nuestro pequeño en la guardería, debemos chequear las guarderías de la zona, hablar con otros padres, con la junta directiva, ver las instalaciones y comparar. Hay que tener en cuenta que las mejores guarderías son las primeras que se quedan sin plazas, por lo que si somos previsores podremos ahorrarnos quebraderos de cabeza.
 

Que sea limpia y segura

Es esencial que las instalaciones de la guardería sean seguras, que las clases sean amplias, que haya una decoración acorde con los niños, etc. Siempre hay que tener en cuenta que el lugar esté bien ventilado y que tenga iluminación natural, además de que haya muchos estímulos para los bebés.
 

Que haya una relación fluida con los cuidadores

Es importante que haya una transparencia total entre los padres y la guardería. Que los padres puedan entrar a recoger a sus hijos, que todos los días tengan feedback de cómo ha estado el niño, si ha jugado, se ha caído, no ha dormido siesta, ha estado bajo de ánimos, etc. La relación debe ser fluida, debes conocer quién va a estar a cargo de tu niño. Pide una entrevista con el cuidador antes de inscribirle en la guardería en la que te pueda contar su forma de trabajar, de lidiar con problemas, etc.
 

Que tenga un programa educativo acorde con el niño

La mejor guardería para tus hijos es en la que puedan verse favorecidos con un mayor desarrollo del lenguaje, mayor autonomía y mayor socialización. Que tenga material específico para su desarrollo y buenas condiciones para realizar las actividades es primordial.
 

Que cuente con un comedor

Tienes que saber si hay un cocinero específico en el centro o si el comedor lo lleva una empresa externa de catering. Esto puede marcar la diferencia entre elegir una guardería u otra. Tienen que tener una dieta cuidada y el centro debe ser capaz de modificarla según las exigencias alimentarias de cada niño.
 
Los primeros días si tenemos la oportunidad, debemos intentar que el niño se adapte a la guardería poco a poco. Podemos dejarle tres horas el primer día, cuatro al siguiente y así hasta que veamos que se adapta. También hay que tener en cuenta la opinión del niño, que al fin y al cabo es el que va a estar allí, y observar sus reacciones el primer día y a lo largo de la primera semana. Sólo nos queda una cosa por deciros: ¡buena suerte en vuestra búsqueda!.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados