Gran invalidez: ¿qué es y cómo solicitarla?

Conoce todo lo que necesitas saber sobre la pensión por gran invalidez, cuáles son los requisitos, cómo puede solicitarse y cuál es la cuantía a percibir.

Gran invalidez: ¿qué es y cómo solicitarla?
La situación de gran invalidez requiere de la asistencia de otra persona

La gran invalidez es un tipo de incapacidad permanente que se da cuando el trabajador, por consecuencia de pérdidas anatómicas o funcionales, no puede realizar ningún tipo de trabajo y necesita la asistencia de otra persona para realizar tareas básicas del día a día, como comer, vestirse, moverse, etc.

Pero para que una persona se encuentre en esta situación no necesita tener reconocida ni la incapacidad temporal ni cualquier otro tipo de incapacidad permanente.

La gran invalidez es el grado más alto de incapacidad permanente y para que el trabajador sea declarado en esta situación es necesario el dictamen del Equipo de Valoración de Incapacidades (EVI).

 

¿Cómo solicitar la pensión por gran invalidez?

Cualquier trabajador al que se le reconozca la gran invalidez mediante el dictamen del EVI puede solicitar esta pensión, independientemente de que la incapacidad haya sido derivada de un accidente o una enfermedad común o laboral, siempre y cuando cumpla con unos determinados requisitos.

 

¿Cuáles son los requisitos para acceder a la pensión por gran invalidez?

  • No haber cumplido la edad ordinaria de jubilación.
  • Estar afiliado a la Seguridad Social y encontrarse en situación de alta o asimilada.

 

Requisitos de cotización en caso de estar afiliado a la Seguridad Social y que la gran invalidez derive de una enfermedad común:

  • Para menores de 31 años: haber cotizado la tercera parte del tiempo transcurrido entre los 16 años y el momento en el que se origina la incapacidad permanente.
  • Para trabajadores con 31 años o más: haber cotizado una cuarta parte del tiempo transcurrido entre los 20 años hasta el momento en el que se origina la incapacidad, con un mínimo de 5 años cotizados. Una quinta parte de ese periodo debe encontrarse dentro de los 10 últimos años anteriores a la incapacidad.

 

Requisitos de cotización en caso de no estar afiliado y que la gran invalidez derive de una enfermedad común o accidente no laboral:

  • Haber cotizado al menos 15 años, y 3 de ellos tienen que ser inmediatamente anteriores al hecho.

 

En caso de que el origen de la incapacidad derive de un accidente o enfermedad laboral no se exige el requisito de cotización.

 

¿Cuál es la cuantía económica de la pensión?

La pensión de la gran invalidez incluye el importe que corresponde al trabajador por la incapacidad total o absoluta, más una cantidad determinada para el pago de la persona encargada de su asistencia.

Para calcular este complemento debe sumarse el 45% de la base mínima de cotización del régimen general con el 30% de la última base de cotización del trabajador. En ningún caso, el complemento podrá ser inferior al 45% de la pensión percibida por el trabajador, sin contar con el complemento.

 

Los trabajadores afectados pueden solicitar la pensión por gran invalidez en cualquier Centro de Atención e Información de Seguridad Social presentando el Modelo de Solicitud de Prestaciones de Incapacidad debidamente cumplimentado.

Para más información puedes consultar la página web de la Seguridad Social.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados