Graduado Social, ¿qué es y cuáles son sus funciones?

El título de Graduado Social está muy relacionado con el Derecho del Trabajo y la Seguridad Social. Te contamos en qué consiste esta especialización.

Graduado Social, ¿qué es y cuáles son sus funciones?
En España hay más de 250.000 graduados sociales

La asesoría laboral es una profesión en auge. Cada vez más personas buscan ayuda para orientarse de cara al mercado de trabajo o para luchar por sus derechos. Y hay especialistas que convierten ese camino espinoso en un trámite asequible.

Las funciones de un Graduado Social abarcan precisamente ese ámbito. En nuestro país, más de 250.000 personas con formación universitaria son graduados sociales que asesoran tanto a trabajadores como a empresas.

La diferencia entre un Graduado Social y un abogado laboralista es su formación académica. Los graduados sociales se especializan desde el principio en Derecho del Trabajo y la Seguridad Social. Te explicamos las características de esta profesión tan importante.

GRADUADO SOCIAL

Es posible colegiarse como Graduado Social desde 3 titulaciones:

  • Directamente con el título de Graduado Social.
  • Diplomatura en Relaciones Laborales.
  • Grado en Ciencias del Trabajo y Recursos Humanos.

Como ya hemos comentado, los graduados sociales prestan asesoramiento laboral y pueden representar a un trabajador en un juicio. De hecho, actúan en más de la mitad de los procedimientos laborales que llegan a los juzgados.

Un Graduado Social puede asistir hasta el Tribunal Superior de Justicia, donde incluso podría presentar un Recurso de Suplicación. Si hay que presentar un Recurso de Casación, ya sería necesaria la presencia de un abogado.

En algunos casos puede ocurrir que el trabajador tenga que demandar también a través de otras jurisdicciones, como la civil o la penal. En estas situaciones sería necesario contratar a un abogado experto en dichas vías.

No es obligatorio contratar a un abogado o a un Graduado Social para defender nuestros derechos ante un tribunal. Pero claramente es muy recomendable.

Por tanto, podría decirse que el trabajo de un abogado está orientado al ámbito procesal, es decir, a los procesos que se dan en los tribunales, mientras que un Graduado Social ofrece un asesoramiento más integral. Este sería el planteamiento teórico, ya que en la práctica ambos tienen unos límites muy semejantes.

FUNCIONES DE UN GRADUADO SOCIAL

  • Asesoramiento de trabajadores en asuntos laborales: Ayudan a tomar decisiones en cuestiones relativas a convenios colectivos, contratos de trabajo, vacaciones, excedencias, derecho de huelga, prestaciones de la Seguridad Social…
  • Asesoramiento a empresas: Desde el departamento de Recursos Humanos, un Graduado Social presta sus servicios en asuntos como la formalización de seguros sociales, contratación laboral, selección de personal, nóminas, subvenciones, auditorías…
  • Asesoramiento a cualquier otro beneficiario de la Seguridad Social, es decir, que esté recibiendo o esté a punto de recibir prestaciones como la de jubilación, invalidez, asistencia social, viudedad, orfandad…

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados