Gastos deducibles en el IRPF

Conoce los gastos de la actividad económica de tu negocio que son deducibles en el IRPF y entérate de los requisitos y criterios que Hacienda impone para que puedas desgravar en tu declaración de la renta.
 

Gastos deducibles en el IRPF
¿Quieres saber cuáles desgravan?

Si eres autónomo y tributas en régimen de estimación directa, ya sea en la modalidad normal o la simplificada, debes saber que existen ciertos gastos que son deducibles en el IRPF. ¿Quieres saber de cuáles se trata?

Muchos de los gastos que son desgravables en el IRPF coinciden con los del impuesto de sociedades, pero si quieres saber qué gastos derivados de la actividad económica de tu negocio pueden desgravar en tu declaración de la renta, a continuación te los mostramos todos, del mismo modo que te desvelamos cuáles son los requisitos que Hacienda tiene en cuenta a la hora de desgravar los gastos en el IRPF. 


¿Sabes qué gastos puedes desgravar en el IRPF?


 

Requisitos para que los gastos desgraven en el IRPF

Hacienda establece los siguientes criterios sobre los desembolsos económicos por los que dichos gastos pueden ser deducibles:

  • Los gastos deben estar vinculados con la actividad económica que realiza el autónomo o personal de la empresa.

  • Los gastos deben estar pertinentemente justificados por sus facturas y recibos.

  • Los gastos deben estar registrados contablemente en los libros de gastos e inversiones con los que cuenta el negocio del autónomo.


Gastos más comunes deducibles en el IRPF

  • Gastos en materiales de explotación: Se trata de todas las materias primas y elementos que se consumen en una empresa. Estos consumos se calculan de la siguiente manera: existencias iniciales + compras – existencias finales = consumos

  • Salarios y sueldos: Suponen todos los pagos a los trabajadores de la empresa, ya sean pagas extraordinarias, dietas, indemnizaciones, retribuciones o premios.

  • Seguridad social a cargo de la empresa: Los pagos de la empresa por cotizaciones de los trabajadores y del autónomo empresario, son deducibles en el 50% de la aportación por contingencias comunes, en el caso de las aportaciones de mutualidades de previsión social.

  • Gastos en el personal: Incluye formaciones, indemnizaciones por suspensión de contrato, accidentes laborales, obsequios y contribuciones a planes de pensiones o de previsión social empresarial.

  • Alquileres y cánones: Hacen referencia a todos arrendamientos, asistencia técnica, cánones y cuotas de leasing que no pertenezcan a terrenos o activos no amortizables.

  • Conservaciones y reparaciones: Gastos generados por el mantenimiento de bienes materiales.

  • Servicios ajenos: Se trata de los gastos generados por I+D, transportes, seguros, servicios bancarios, publicidad, facturas de agua, luz y teléfono y otros gastos de oficina no contemplados anteriormente.

  • Tributos fiscalmente deducibles: IBI, IAE y otros tributos, recargos, tasas y contribuciones. No se desgravará en caso de presentar la declaración a Hacienda fuera de plazo, ni por sanciones ni recargos de apremio.

  • IVA soportado: Será desgravado en aquellos casos en los que en la declaración el IVA no se deduce. Se trata de lo que ocurre en algunas actividades como la agricultura, la ganadería o la pesca.

  • Gastos financieros: Abarca todos aquellos intereses de préstamos y créditos que no deriven de la utilización del capital propio.

  • Amortizaciones: Se trata de la depreciación soportada por las inversiones realizadas.


Gastos especiales deducibles en el IRPF

Los autónomos presentan una serie de gastos dentro de su empresa, los cuáles tienen ciertas peculiaridades, ya que presentan cierto grado de vinculación con la actividad de la empresa.

Precisamente por esto, Hacienda cada vez exige más requisitos a la hora justificar los siguientes gastos con la actividad económica que realiza la empresa.

  • Oficina o local en alquiler o en la vivienda propia

  • Vehículo y gastos de este: combustible, seguro y mantenimiento

  • Teléfono móvil

  • Gastos en viajes y dietas

  • Gastos en vestuario



También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados