Gananciales o separación de bienes: ¿Qué es mejor?

Antes de tomar una decisión entre bienes gananciales o separación bienes, es importante conocer bien en qué consisten y qué obligaciones conlleva cada opción.

Gananciales o separación de bienes: ¿Qué es mejor?
Conoce las diferencias entre ambos regímenes matrimoniales

Cuando dos personas deciden contraer matrimonio posiblemente no se planteen en primera instancia elegir el régimen económico matrimonial, bienes gananciales o separación de bienes. Es posible que algunos desconozcan incluso que además de estos dos regímenes, existe otra opción, la de participación. Aquí cada miembro del matrimonio tendría derecho a participar en las ganancias del otro durante un tiempo determinado.

Sin embargo, lo más común en nuestro país es optar por los gananciales o separación de bienes, y cada Comunidad Autónoma establece su propia legislación. A continuación vamos a ver cuáles son las ventajas y las diferencias entre ambas opciones. 

 

Diferencias entre gananciales o separación de bienes


 
Los bienes gananciales son los más comunes en España, sin embargo, Cataluña, Valencia y Baleares, están reguladas por el sistema de separación de bienes.

Por su parte, Aragón, Navarra y Vizcaya, poseen normas especiales reguladas por el Código de Derecho Foral correspondiente a cada comunidad.

En el caso de quieras optar por un régimen económico matrimonial diferente al de tu comunidad, participación, gananciales o separación de bienes, debes realizar las capitulaciones matrimoniales.

Estas capitulaciones funcionan como un contrato a través del cual se establecen las normas que van a regular la relación económica del matrimonio.

Este trámite es necesario hacerlo ante notario y presentarlo en el Registro Civil.
 
  • Régimen ganancial: Supone la creación de un patrimonio en común. A diferencia de los bienes privativos, los bienes gananciales pertenecen de forma igualitaria a los miembros del matrimonio. Todo el patrimonio adquirido durante el matrimonio serán bienes gananciales y para venderlos será necesaria la autorización de ambos.
 
  • Régimen de separación de bienes: Aquí cada miembro del matrimonio podrá administrar de forma separada su propio patrimonio. En este caso cada uno es propietario de sus bienes y no existe la obligación de ceder parte de esos bienes al otro miembro de la pareja en caso de divorcio.
Las deudas de cada uno también son privativas y, a diferencia de los bienes gananciales, no afectan a los bienes del otro. Si optas por este régimen, es importante que sepas cómo afectará si el matrimonio se disuelve,  así que también te contamos como será un divorcio son separación de bienes. 

 

¿QUÉ RÉGIMEN MATRIMONIAL ES MEJOR?
 

La respuesta a esta pregunta depende de la situación personal de cada pareja y de cómo perciban la economía familiar. Lo más importante es que sea cuál sea el régimen elegido, gananciales o separación de bienes, la pareja conozca bien cuales son sus derechos y obligaciones.

En el caso de que el matrimonio esté regulado bajo el régimen de gananciales, los dos miembros deben aceptar que todos los bienes de uno, pertenecen de la misma forma al otro.

Lo que no podemos hacer es olvidarnos de esto en las situaciones más críticas y difíciles, como es el caso de un divorcio.

Si optas por un matrimonio con separación de bienes, se debe ser consecuente con la decisión, y eso no quiere decidir que exista deconfianza o miedos entre ambos.

En este caso lo ideal es que cada miembro tenga su propia cuenta bancaria, donde tengan domiciliada la nómina, y una cuenta en común en la que estén domiciliados los gastos colectivos, donde cada uno haga sus aportaciones en función de sus ingresos. 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados