Formalidades necesarias de una carta de despido

En el caso de que la empresa decida prescindir del trabajador, la carta de despido debe cumplir una serie de requisitos obligatorios para ser válida.

Formalidades necesarias de una carta de despido
Todo tipo de despido debe ser comunicado por escrito al trabajador

Las relaciones laborales entre la empresa y los trabajadores hacen siempre equilibrios sobre la inestable cuerda del día a día. Hasta que lamentablemente llega el momento en que esa cuerda se rompe, quedándose la empresa aferrada al cabo suelto, mientras que el trabajador de turno desciende por un negro abismo para terminar dándose de darse de bruces contra el paro.
Cuando esto sucede, la empresa debe comunicar al trabajador su nueva situación mediante una carta de despido. No vale el despido de palabra, el llamado despido verbal, el cual, si se impugna, puede ser declarado improcedente.

El contenido de la carta de despido es importantísimo, ya que la ausencia de una formalidad obligatoria puede convertirlo en despido nulo o improcedente, aunque la empresa tenga motivos legales de sobra para destituir al empleado. Además, en caso de juicio, sólo podrá ser alegado por la empresa lo reflejado en el escrito, sin opción a indicar hechos nuevos.

 

Requisitos necesarios de una carta de despido

 

Nos referiremos a los tipos de despidos usados por las empresas: el despido por circunstancias objetivas, o despido objetivo, y el despido disciplinario.

 

Carta de despido objetivo

Tanto en un tipo de despido como en otro tienen que aparecer detalladamente en la carta de despido las circunstancias en las que se basa, así como aportar los datos necesarios y documentación relativa al caso.
De esta manera el trabajador tendrá claras las causas de la extinción de su contrato. Según la causa que se alegue de despido objetivo, tendrá que venir explicada claramente en el escrito. Este despido viene regulado en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores.

  • Si se considera ineptitud del empleado, deberá aparecer indicado la falta concreta de aptitud, las actividades que no puede realizar y la gravedad de las mismas.
  • Si es por motivos técnicos, tendrá que venir demostrada esa modificación en la organización del trabajo y que los mismos justifiquen el despido.
  • Cuando el despido es por motivos económicos, en la carta de despido deberá aparecer los datos que indiquen la situación negativa de la empresa, pérdidas presentes y estimación de pérdidas futuras, o bien justificar una disminución de ingresos mediante una comparación con el último trimestre y el mismo del año pasado. Todos estos datos deberán ser demostrados.
  • En caso de despido por motivos organizativos, tendrá que indicarse los cambios realizados en la organización del trabajo; si es por motivos productivos, indicar los cambios en la demanda de los productos o servicios; si es por falta de asistencia al trabajo, deberán aparecer reflejados los días faltados, el porcentaje que suponen las faltas así como los motivos….
    Todos estos casos deben reflejar claramente que debido a estas circunstancias acaecidas y demostradas es justificable el despido.

 

Carta de despido disciplinario

 

Al igual que en el despido por causas objetivas, en la carta de despido disciplinario deberán aparecer detalladamente los hechos imputados al trabajador y perfectamente entendibles para el mismo cuando la reciba.
Un informe detallado en el que indique qué ocurrió, cuando, por qué, así como la causa debe estar reflejada en el artículo 54 del Estatuto de los Trabajadores sobre las causas del despido disciplinario.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados