Cómo declarar los fondos de inversión en la Declaración de la Renta

En nuestro artículo de hoy podrás descubrir cómo tributan los fondos de inversión en la Declaración de la Renta 2016 y encontrar toda la información que gira en torno a este tema.

Cómo declarar los fondos de inversión en la Declaración de la Renta
¿Ya sabes cómo tributan?

Los fondos de inversión son un medio perfecto para sacar partido al capital personal.

A parte de esto también ofrecen grandes ventajas fiscales que pueden resultar muy interesantes a los contribuyentes que los posean, ya que tributan en la declaración de la renta.

La fiscalidad de los fondos de inversión permite tributar en la renta, de tal modo que se favorezca el flujo entre los capitales de los fondos.

Si quieres conocer mejor los fondos de inversión y saber cómo funcionan y cómo tributan en la Declaración de la Renta, te contamos todos los detalles a continuación.


Fondos de inversión en la Declaración de la Renta 

 

¿Qué son?

Se trata de inversiones colectivas que se hacen a un paquete de participantes con diferentes funciones, perfiles, riesgos y ámbitos geográficos.
 

¿Cómo funcionan?

Los fondos de inversión producen ganancias o pérdidas.

De este modo obtendrás dos valores por los que posteriormente podrás tributar con plusvalías o minusvalías en la declaración de la renta y dejar constancia de ellos en las casillas 268 y 282.
 

  • Valor de reembolso: disminuye en los gastos unidos al reembolso.

  • Valor de suscripción: incrementa en los gastos de suscripción.

     

¿Cómo tributan los fondos de inversión?

En principio, los fondos de inversión están exentos de tributar hasta haber llegado el momento de su reembolso. Es decir, solo será necesario pagar impuestos en el momento en el que el contribuyente recupera su dinero. En dicho momento,  se le aplicará una retención mínima del 19, 5% en el IRPF.

Con los fondos de inversión se pagan los impuestos solo y únicamente por los beneficios obtenidos. Es decir, la diferencia que se obtiene entre la inversión y el reembolso de las participaciones.

Las ganancias o perdidas obtenidas, se añaden a la base imponible del ahorro y tributarán en función de tres grupos de valores.
 

  • El 19,5% hasta los 6.000 euros

  • El 21,5% entre los 6.000 y 50.000 euros

  • El 23,5% para más de 50.000 euros

En el País Vasco se toman los siguientes valores.
 

  • El 20% hasta los 2.500 euros

  • El 21% entre los 2.500 y 10.000 euros

  • El 22% entre los 10.000 y 15.000 euros

  • El 23% entre los 15.000 y 30.000 euros

  • El 25% para más de 30.000 euros
     

En Navarra los valores que se establecen son los siguientes.
 

  • El 20% hasta los 6.000 euros

  • El 24% entre los 6.000 y 24.000 euros

  • El 27% para más de 24.000 euros
     

Estos no serán los porcentajes que se pagarán por las ganancias, ya que los beneficios que se obtienen con los fondos de inversión se suman al resto de dinero generado por otras inversiones, permitiendo restar las pérdidas ocasionadas a las ganancias obtenidas.

Con los fondos de inversión no podrás desgravar en tu declaración de la renta. Sin embargo, te permitirán restar el dinero que hayas pagado de más en comparación con el valor pagado a la hora de adquirir la participación del fondo de inversión.  


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados