Fondo de inversión de La Caixa: clasificación y condiciones

Un fondo de inversión de La Caixa puede ser de varios tipos, y los requisitos para acceder a él los establece la misma entidad bancaria.

Fondo de inversión de La Caixa: clasificación y condiciones
Según las preferencias y necesidades del cliente

Si estás pensando en contratar un fondo de inversión La Caixa, te contamos las condiciones que se tienen que cumplir para hacerlo. Es necesSegún las preferencias y necesidades del clienteario primero que te asegures una mínima garantía de que el fondo va a ser rentable.

Los fondos de inversión pueden contratarse a través de cualquier entidad financiera. Estos últimos años se han convertido en una propuesta muy atractiva para los pequeños y medianos ahorradores, que buscan nuevas fórmulas para obtener más rentabilidad con su dinero.

La Caixa pone a disposición de sus clientes estos productos estableciendo una tipología de los mismos y sus principales características.

 

FONDO DE INVERSIÓN LA CAIXA

¿QUÉ ES?

Los fondos de inversión son instrumentos de ahorro constituidos por un grupo de inversores que unen sus capitales en busca de una mayor rentabilidad.

Estos inversores suelen ser pequeños y medianos ahorradores cuyo objetivo es asegurar la máxima liquidez y gestión de su capital invirtiendo de una manera profesionalizada en el mercado de valores.

 

¿CÓMO FUNCIONA?

Aunque el procedimiento es común en todas las entidades bancarias, un fondo de inversión La Caixa consiste en la adquisición de participaciones de distintas empresas.

Según el tipo de inversión realizada, La Caixa determina varias clases de fondos:

 

  • Fondos de renta fija: La mayor parte del patrimonio se invierte en activos de renta fija (bonos, letras, pagarés, obligaciones).

  • Fondos de renta variable: Para la compra de acciones de empresas. Los niveles de riesgo y rentabilidad en este caso son muy cambiantes, por lo que suelen dividirse en diferentes subcategorías (sector de actividad de la empresa, situación geográfica...)

  • Fondos mixtos: Dividen una parte del capital invertido en renta fija y otra en renta variable.

  • Fondos globales: No se fijan de antemano ciertos aspectos de la operación, como el porcentaje de patrimonio invertido, su distribución geográfica o la moneda utilizada.

  • Fondos garantizados: Aseguran en una fecha determinada el llamado 'vencimiento de la garantía', es decir, el valor de la inversión inicial más una rentabilidad fija o variable.

  • Fondos de inversión libre: Permiten invertir en los 'hedge funds', que tienen un mayor nivel de diversificación y control del riesgo. La evolución de su rendimiento no está necesariamente ligada al mercado de valores.

  • Fondos objetivo con vencimiento: Permiten obtener la liquidez trimestral de la rentabilidad total estimada a fecha del vencimiento del fondo.

 

¿CÓMO SE CONTRATA?

Para comprar un fondo de inversión La Caixa hay que acceder a la sección correspondiente a través de su página web. En el apartado de Línea Abierta, exclusivo para clientes, podrás hacer las gestiones oportunas.

Primero deberías buscar el fondo que mejor se adapte a lo que quieres. Aquí encontrarás los más vendidos de cada mes.

Después, para aportar a un fondo que ya tienes en cartera, no hay más que operar desde el mismo menú. Únicamente tendrás que indicar el importe que quieres invertir.

 

VENTAJAS DE CONTRATAR UN FONDO DE INVERSIÓN LA CAIXA

 

  • Flexibilidad: Se puede invertir en participaciones tanto cantidades muy pequeñas como muy grandes.

  • Liquidez: Las inversiones están siempre disponibles para el cliente.

  • Fiscalidad: El inversor puede cambiar de un fondo a otro sin cargas fiscales.

  • Transparencia: Asesoramiento continuo por parte de la entidad bancaria.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados