Flores comestibles fáciles de encontrar

Agradables colores, olores y ahora también sabores. Las flores comestibles se cuelan en nuestros platos para ofrecer nuevos placeres gustativos a nuestros paladares.

Flores comestibles fáciles de encontrar
Descubre qué flores contienen características culinarias

Existen una gran cantidad de flores comestibles repartidas por los diferentes campos y jardines que nos rodean, pero quizás no sepas cuáles son las más adecuadas para llevarse a la boca.

Es por ello que hoy te ofrecemos una pequeña guía a través de la que conocer mejor las flores comestibles, así como sus propiedades y dónde encontrarlas. Ya que muchas de ellas actualmente son cultivadas con el objetivo de salir al mercado para acabar formando parte de nuestros platos.

¿Qué saber antes de consumir flores comestibles?

Debido a que existe un grandísimo número de flores comestibles, algunas siempre resultan más fáciles de adquirir que otras, debido a su disponibilidad en la naturaleza o a que su cultivo para el consumo está más desarrollado. Sin embargo, antes de consumir ninguna flor, deberás tener en cuenta los aspectos que aquí te presentamos:

La procedencia

Es esencial optar por aquellas flores comestibles que procedan de la agricultura ecológica. Ya que la floricultura es una industria que utiliza una gran variedad de pesticidas, los cuales acaban acumulándose en las flores.

Optando por una agricultura ecológica, evitarás ingerir químicos que dañen tu organismo.

¿Secas o frescas?

Todo depende de la disponibilidad, ya que en cada época del año existen diferentes flores de temporada, las cuales se pueden consumir frescas.

La ventaja de consumir flores frescas es que mantienen todas las características organolépticas que las hacen especiales.

Por otro lado, siempre conviene tener en cuenta la sostenibilidad del planeta, la estacionalidad, el biólogo o el local en el que se adquieren, así como la salud de las personas que las consumen.

Existen algunas flores que están disponibles prácticamente todo el año. Pero si no encuentras flores frescas, siempre se puede recurrir a las secas o liofilizadas, que a pesar de que cuentan con menos color y sabor, continúan sin defraudar a sus consumidores.

Conocer bien las flores o comprárselas solo a los especialistas

Al igual que ocurre con las setas, no todas las especies de flores son comestibles. Por lo que si no se conoce la especie que se recolectó, será mejor no arriesgarse con dicha flor.

Algunas flores pueden ser realmente perjudiciales para la salud. Por eso conviene conocer bien qué especies se pueden comer en su totalidad, cuáles no son consumibles o de qué flores solo se pueden consumir los pétalos.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es la cantidad de cada especie que se puede consumir. Ya que el consumo excesivo de algunas flores puede llegar a causar intoxicaciones.

Si tienes dudas, lo mejor que puedes hacer es consultar a un especialista para poder evitar cualquier daño posible.

Utilizar las flores conforme a un objetivo

Existe una gran variedad de flores que contienen poderes terapéuticos. Es por ello, que dependiendo de tus objetivos, ya sean culinarios o terapéuticos, las flores pueden llegar a tener un papel bastante interesante en tu alimentación.

Del mismo modo, también es posible disfrutar de los aceites esenciales extraídos de estas y que son usados tanto en la cocina, como en la cosmética o la fitoterapia.

Cómo preparar las flores antes de consumirlas

Debido a que las flores son tan frágiles, conviene usar un recipiente con agua en vez de lavarlas directamente en el grifo, para evitar así que estas se estropeen.

Las 10 flores comestibles más consumidas y fáciles de encontrar

  • Hierba del Burro (Salvia elegans)
  • Diferentes variedades de Lavandula
  • Chaga (Inonotus obliquus)
  • Sambucus
  • Botón de Oro (Calendula officinalis)
  • Rosa
  • Flor de calabacín
  • Jazmín
  • Violeta
  • Borraja


Dónde encontrarlas

Ya sea en el jardín de un familiar o en el campo, se pueden encontrar muchas de estas especies. No te recomendamos que acudas a jardines públicos, ya que pueden haber sido tratadas con químicos perjudiciales para la salud o haber sido contaminadas debido a la polución existente en el ambiente.

De todos modos, si no estás familiarizado con este tipo de flores, será mejor que acudas a un lugar especializado en flores comestibles y que consultes todas tus dudas a sus especialistas.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados