Fiscalidad de los expatriados españoles: ¿qué deben declarar?

Los expatriados son aquellas que emigran para trabajar fuera de nuestras fronteras. ¿pero qué pasa con los impuestos que deben declarar?.

Fiscalidad de los expatriados españoles: ¿qué deben declarar?
¿Qué debe declarar un expatriado?

Los expatriados son aquellas personas que por carácter personal o por parte de la empresa, se labran un futuro fuera de nuestras fronteras. ¿pero qué pasa con los impuestos que deben declarar? Depende de tu residencia fiscal.

Tú no la puedes elegir ya que depende de varios factores, por ejemplo si vives en Londres y trabajas en Londres tu residencia fiscal es Inglaterra pero si tienes un inmueble en España lo tienes que tener en cuenta a la hora de tributar. Te damos todos los detalles. 
 

Conoce la fiscalidad de los expatriados



Residentes en España 

  • Son residentes las personas que hayan estado más de 183 días en territorio español.
  • Quienes tengan el núcleo principal de sus actividades laborales en España
  • Si el cónyuge o los hijos menores de edad residieran en España y siguieran vinculados legalmente.



Residentes en el país de destino

Si la persona se ha mudado antes del 30 de junio, normalmente son considerados expatriados con residencia fuera de España. Si esto fuera así, conviene avisar a la agencia tributaria de que se va a perder la residencia fiscal.
 


Expatriados considerados residentes en España

Si las circunstancias personales y de desplazamiento de los expatriados lo permiten, al año natural de desplazamiento se puede seguir considerando residente fiscal en España, debiendo declarar los rendimientos obtenidos en el país de desplazamiento y tributar por la renta mundial.

Hay que tener en cuenta si existen convenios de doble imposición; estos convenios son tratados internacionales que contienen medidas para evitar los supuestos de doble imposición fiscal internacional.
 

También puede existir una exención fiscal si el expatriado:
  • Mantiene la residencia fiscal en España.
  • Trabaja para una empresa no residente en el país en donde vivimos.
  • Si hay un impuesto similar al IRPF en el país de destino y es un paraíso fiscal.
 
Hay que tener en cuenta que la norma fiscal, obliga a tributar los rendimientos de un trabajador percibidos en el extranjero en los casos en los que supuestamente no se necesita tributar en España, si las ganancias del expatriado superan los 60.100 euros anuales. Pero esa cantidad hace referencia a rendimientos íntegros sin retenciones.

Esto también sirve para los trabajadores transfronterizos, que son los que viven en España pero trabajan para una empresa no residente en España. Por ejemplo, el que vive en España pero trabaja en Francia.


También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados