Finiquito negativo, ¿qué significa?

Finiquito negativo, se pueden dar cuando el trabajador deja la empresa y ésta le exige una cantidad pendiente, por ejemplo por falta de días de preaviso.

Finiquito negativo, ¿qué significa?
La empresa tiene que demostrar que el trabajador le debe dinero

Terminar la relación laboral con una empresa para irse a otra es algo natural a lo largo de la vida de un trabajador, sobre todo ahora que no se da mucho eso de permanecer veinte o treinta años en la misma compañía. Cuando esta situación ocurre, se puede dar el caso de que nos den un finiquito negativo.

Sí, existe, aunque haya mucha gente que bien lo desconoce o bien nunca le ha tocado recibirlo. En ese momento, tras la sorpresa, el trabajador seguramente no lo firmará porque no está de acuerdo. Está en su derecho porque el finiquito es un acuerdo entre partes.
 

Casos de finiquito negativo

Puede resultar un finiquito negativo cuando el trabajador deja la empresa sin cumplir con los días de preaviso. Pero hay mirar bien el convenio porque lo que diga en él prevalecerá sobre lo que se haya establecido en el contrato si en dicho contrato el plazo del preaviso es mayor.

El otro caso habitual es que en el contrato haya establecida una cláusula  de no competencia postcontractual, permanencia o plena dedicación. Se suelen establecer para los altos directivos de las compañías, aunque puede que al trabajador se la intenten colar y así resulte un finiquito negativo.
 

Ejemplo de finiquito negativo

Como ejemplo explicativo podemos poner el del finiquito de un trabajador al que le corresponden 600 euros por vacaciones y 900 por pagas extras. Sin embargo aparece indicado también que debe 600 euros a la compañía por no cumplir el preaviso y 1.000 euros por faltar al acuerdo de permanencia y no competencia.

Si hacemos cuentas serían 600 euros de vacaciones + 900 de pagas extras – 600 euros por falta de preaviso – 1.000 euros por incumplimiento de acuerdo de no competencia. Total 600+900-600-1.000 = – 100 euros. Finiquito negativo.

Ante esta situación lo que hay que hacer siempre es informarse bien de si es correcta la cantidad debida por falta de preaviso o incumplimiento del acuerdo de la competencia. A menudo estas cantidades no tienen por qué abonarse pero los empresarios las ponen en el finiquito para ver si el trabajador las acepta.

Hasta se puede dar el caso de que le indiquen, refiriéndonos al ejemplo anterior, que le perdonan los 100 euros que le deberían por tratarse de un finiquito negativo, y el empleado firme agradecido y todo. Cuando en realidad lo que ha hecho la empresa es ahorrarse pagarle los 600 euros de las vacaciones y los 900 euros de las pagas extras.
 

Finiquito negativo correcto

Pero a pesar de este ejemplo, también puede ser que todo esté en orden y si haya que pagar las cantidades por incumplimiento del acuerdo de permanencia o falta de preaviso. En este caso de finiquito negativo correcto si el trabajador se niega a pagar, sería la empresa la que tendría que demostrar que ella tenía razón.

Para intentar cobrar debería ir a la jurisdicción social demandando al trabajador, el cual podría representarse a sí mismo, y por tanto sin coste de abogados, a no ser que quisiera recurrir la sentencia si la perdiera.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados