¿Están preparadas tus finanzas personales para un imprevisto?

Nuestras finanzas personales van por buen camino si nuestras deudas sin contar la hipoteca no sobrepasan el 28% de los ingresos

¿Están preparadas tus finanzas personales para un imprevisto?
Los gastos fijos no deben superar a los variables

Ya hemos hablado en alguna ocasión de los beneficios que supone ahorrar algo de dinero. También hemos aprendido algunos trucos para ahorrar en nuestro día a día. Hoy os proponemos  un nuevo reto: hacer un test para comprobar si tus finanzas personales están preparadas para un imprevisto.

¿Lo aceptas? Primero tienes que sumar todos los gastos mensuales y, a parte, los ingresos que entran en tu hogar. 

Comienza la prueba


1. Calcula el porcentaje de gastos con respecto a los ingresos


Lo ideal es que nuestras deudas no sobrepasen el 28% de los ingresos sin contar la hipoteca. Si al añadir este gasto no sobrepasamos el 36%, vamos por buen camino. Si lo sobrepasamos, tendremos que empezar a tomar medidas. Por deudas se entienden productos como préstamos o tarjetas de crédito. La compra o el dinero que destinamos a ocio no está incluido en este porcentaje.

2. ¿Tus gastos fijos superan a los variables? 


De ser así, estás a punto de suspender este examen de finanzas personales. Los expertos aconsejan dividir los gastos en tres categorías:

  • Fijos: La hipoteca o el alquiler.
  • Variables no discrecionales: La comida o la factura de la luz. Son gastos necesarios, pero podemos ahorrar dinero si nos lo planteamos.
  • Variable discrecionales: vacaciones, ocio, gimnasio, suscripciones a revistas, etc. Son importantes para nosotros, pero sin ellos podríamos seguir viviendo.

Una vez hecho esto, lo ideal sería que la cantidad de dinero destinada a gastos fijos sea inferior al resto. De esta forma, si necesitamos recortar por algún imprevisto, podríamos hacerlo de una forma más rápida.

3. ¿Cuántos meses podrías vivir con tus ahorros? 


Para cubrirte las espaldas la respuesta debería ser: Entre tres y nueve meses. El tiempo exacto depende de las obligaciones que tengas. 

4. ¿Tienes opción de obtener ingresos adicionales? 


Esto va desde la posibilidad de hacer horas extra o conseguir un segundo empleo, hasta tener bienes valiosos que puedas vender en caso de necesidad.

5. ¿Sabes cuál es tu liquidez? 


Para calcularlo sólo debes sumar tus ahorros, el valor de tu vivienda y el saldo de productos como depósitos o planes de pensiones. Después, divide el importe total entre tus gastos mensuales. Así sabrás cuánto tiempo podrías vivir sin pedir ayuda en caso de que, por ejemplo, te quedes sin empleo.

¿Han aprobado tus finanzas personales esta prueba? 
 
También te puede interesar:

¿Tienes un buen plan de ahorro? Descubre las claves para conseguirlo
¿Quieres elaborar un plan financiero viable para tu hogar? Fija metas
¿Qué son los Planes de Ahorro 5?

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados