¿Cómo financiar tus compras con tu tarjeta de crédito?

Conoce todas las opciones que tienes para financiar tus compras con tu tarjeta de crédito, así como las ventajas, inconvenientes y costes.

¿Cómo financiar tus compras con tu tarjeta de crédito?
Podemos elegir entre pagar a mes vencido o en cómodos plazos

Al financiar tus compras con tu tarjeta de crédito estás posponiendo el pago para el mes siguiente. También existe la opción de fraccionar las compras, práctica que viene muy bien cuando surge un imprevisto. De todas las opciones, costes, ventajas y desventajas de usar la tarjeta de crédito para financiar las compras hablaremos a lo largo de este artículo. Así podrás elegir la que mejor se adapte a tus necesidades y posibilidades económicas.

Opciones para financiar tus compras con tu tarjeta de crédito

financiar-comprar-con-tarjeta

1. Tarjeta de crédito ofrecida por nuestra entidad

Las tarjetas de crédito bancarias se diferencian de las tarjetas de débito en que con estas las compras se pagan en el acto, descontándonos el dinero del saldo que tengamos en ese momento en la cuenta. Si no hay suficiente dinero, no podemos utilizarla.

Por su parte, las tarjetas de crédito tienen la ventaja de que podemos comprar algo que necesitamos sin pagarlo inmediatamente. Además, podemos escoger el método de pago:

  • A mes vencido. Si podemos permitírnoslo, es la mejor opción porque liquidaremos la deuda enseguida y no incurriremos en impagos. Además, muchos bancos no cobran comisiones por utilizarla de esta manera.
  • Pagando una cantidad fija cada mes. Lo malo de esta tarjeta es que si añadimos compras y más compras sabremos lo que pagaremos cada mes, pero perderemos la cuenta de cuándo acabaremos de pagar toda la deuda. También tendemos a poner una cuota muy baja (la cantidad mínima la establecerá el banco) para poder pagarla cómodamente, pero con ello lo que haremos será pagar casi más intereses que amortizar las compras realizadas.
  • Fraccionando el cobro en varios meses. Esta opción suele ser la que viene predeterminada y hay que tener cuidado, puesto que es probable que nos cobren una comisión. La parte buena es que sabemos desde el principio cuánto dinero pagaremos cada mes y cuándo acabaremos de pagar la deuda.


2. Tarjetas de crédito de los comercios

Cada vez son más los establecimientos que ofrecen a sus clientes sus propias tarjetas de crédito y ofrecen la posibilidad de financiar las compras realizadas solo y exclusivamente en sus tiendas. Algunas incluso permiten el aplazamiento en varios meses sin intereses. Veremos algunas:

  • El Corte Inglés: las compras financiadas en tres meses no llevan intereses. En determinadas compras (grandes electrodomésticos o móviles de gama alta, por ejemplo) esta posibilidad se amplía hasta los 24 meses.
  • Carrefour Pass: cuenta con una línea de crédito para financiar compras con un TAE del 21,99%.
  • Media Markt Club Card: ofrece la posibilidad de pagar una cuota fija, desde 20 euros al mes, o fraccionar el pago de las compras hasta en 12 meses.
  • Cortefiel: la cadena de moda tiene su propia tarjeta de fidelización de clientes. Con ella podemos pagar y aplazar el pago de las compras hasta 6 meses sin intereses en función del importe. O solo enseñarla en el momento de la compra para acceder a promociones exclusivas para socios.
  • Bauhaus Plus Card: esta tienda de hogar ofrece una tarjeta de crédito para financiar las compras en este establecimiento hasta en 18 meses sin intereses (importe mínimo de 1.200 euros y TAE del 1,27%).


El coste de financiar tus compras con tu tarjeta de crédito

Ahora que ya conoces las opciones para financiar tus compras con tu tarjeta de crédito el siguiente paso a seguir a la hora de contratar una es ver todas las comisiones asociadas: costes de emisión, costes de renovación, intereses por efectuar compras y/o por fraccionar el pago, intereses por impago, etc.

Normalmente los intereses son fijos y tienen que venir bien claros en el contrato. En caso de que la entidad decida efectuar algún cambio, debe notificárselo a los clientes con al menos dos meses de antelación.

Para saber el interés que pagaríamos tenemos que fijarnos en el TAE anual aplicado. Para que el producto parezca más atractivo, algunas entidades ponen el TAE mensual. En este caso solo tenemos que multiplicarlo por 12.

Intereses por financiar tus compras con tu tarjeta de crédito

Por tanto, el coste de tener una tarjeta de crédito dependerá de lo que hayamos negociado con el banco y del tipo de operación que efectuemos. Pero siempre teniendo claro que los intereses a abonar se aplicarán solo sobre la cantidad pendiente de pago.

Así, por ejemplo, si compramos una lavadora que nos cuesta 600 euros y fraccionamos el pago en varios meses sabremos que tenemos que pagar 200 euros al mes más los intereses durante tres meses.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados