¿Qué significan la fecha valor y fecha contable de mi cuenta bancaria?

Son conceptos aparentemente sencillos que en algunos casos, por cuestiones de operativa bancaria, no coinciden y producen descubiertos por valoración.

¿Qué significan la fecha valor y fecha contable de mi cuenta bancaria?
La Ley de Servicios de Pago hace que coincidan ambas fechas

El mundo de las pequeñas empresas y de los autónomos es un universo complicado debido a la competencia de las grandes compañías. A esto hay que añadirle las propias complicaciones del trabajo en sí y la gestión contable del trabajo realizado, de los ingresos y de los gastos, que deben estar lo más claro posible reflejados para evitar cualquier tipo de problema en la tesorería.

Hay una serie de conceptos bancarios que resultan sencillos de comprender pero que a veces, por culpa de la operativa bancaria, pueden llegar a producir un inesperado descubierto en la cuenta bancaria que genere intereses deudores. Esto puede producirse con respecto a los conceptos de fecha valor y fecha de contabilización o fecha contable.

 

Concepto de fecha valor y fecha contable

 

Fecha valor

 

Dicho concepto representa la fecha a partir de la cual la cantidad abonada en la cuenta bancaria empieza a producir intereses de manera efectiva. O también puede ser que deje de producirlos un adeudo.

 

Fecha contable, de contabilización o de operación

 

Los tres nombres significan lo mismo. Representan la fecha en que la operación realizada es contabilizada.

Normalmente las dos fechas coinciden, por lo que no existe problema. Sin embargo éste se produce cuando, por motivos de operativa bancaria, ambas fechas no coinciden. Algunos ejemplos de esta situación son:

  • Si ingresamos dinero en efectivo en una entidad financiera a partir de las once de la noche, generalmente en la mayoría de dichas entidades la fecha de valor será la del día siguiente, mientras que la fecha contable será la del mismo día en que se ha realizado.
  • Si se produce un ingreso mediante cheque bancario, la fecha valor a tener en cuenta será aquella en que sea realizado el abono en firme en la cuenta de la entidad.
  • En caso de ingresos por transferencia, las entidades no podrán aplicar una fecha valor superior a la del día posterior de haber sido contabilizado el abono.

 

Cuando como en estos casos no coinciden las fechas, puede producirse una situación de descubierto por valoración. Aunque no hay descubierto en teoría, en la práctica sí, y genera intereses deudores.

Son las propias entidades las que tienen que aclarar bien a sus clientes los criterios generales de valoración para evitar problemas posteriores. Con la Ley 16/ 2009 de 13 de noviembre, de Servicios de Pago, la fecha de valor y la fecha contable tienen que coincidir, evitando de esta manera que se produzcan descubiertos por valoración.

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados