Falsos autónomos, ¿qué son?

Los falsos autónomos son aquellos trabajadores que desempeñan su actividad laboral como un asalariado más pero pagando autónomos.

Falsos autónomos, ¿qué son?
Esta situación puede denunciarse en el juzgado o en el Ministerio de Empleo

Si alguna vez te han pedido que te hagas autónomo para poder acceder a un puesto de trabajo entonces ya sabes lo que es ser un falso autónomo. Y lo que descubrirás gracias a este artículo es que la figura de los falsos autónomos es ilegal. Por tanto, es denunciable.

Pero vayamos por pasos. En primer lugar vamos a ver qué son los falsos autónomos para que no intenten colarnos esta opción en lugar de hacernos un contrato por cuenta ajena. Y lo haremos enumerando una serie de características comunes en estos trabajadores:

  • Tienen que darse de alta en autónomos pero desempeña su actividad laboral como un asalariado más.
  • Están obligados a cumplir un horario.
  • Están a las órdenes de un superior.
  • Utilizan los medios y recursos del empresario para el que trabaja.
  • Reciben un salario concreto, de forma periódica y de un solo pagador.

 

Falsos autónomos Vs TRADE

Sin embargo hay que diferenciar entre el falso autónomo y el TRADE (Trabajador Autónomo Económicamente Dependiente). Este último actúa por cuenta propia, pero obtiene el 75% de los ingresos del mismo cliente. Así que podría exigir a su cliente la firma de un contrato TRADE. Esto le reportaría algunos beneficios, como 18 días de vacaciones al año, un descanso semanal, unas horas máximas e incluso una indemnización.
 

Desventajas de los falsos autónomos

Volviendo al tema que nos ocupa, que es el de los falsos autónomos, conviene volver a recordar que no están considerados como trabajadores por cuenta ajena, con el perjuicio que ello conlleva. Entre las desventajas más destacadas encontramos las siguientes:

  • No tienen opción a disfrutar de ningún derecho atribuido a los trabajadores por cuenta ajena, como los días de vacaciones, los días de asuntos propios, permisos como el de lactancia o la reducción de jornada.
  • Al no tener nómina no pueden exigir ni siquiera el salario mínimo.
  • Tienen que pagar la cuota de autónomos, el IVA y aplicar las retenciones del IRPF.
  • Si el empresario decide no seguir contando con sus servicios no tienen derecho a cobrar un finiquito y/o una indemnización.

 

Denunciar la situación de los falsos autónomos

Si después de leer esto has caído en la cuenta de que tú también eres un falso autónomo debes saber que puedes denunciar esta situación. ¿Cómo? En primer lugar, acudiendo a un sindicato o contratando a un abogado para que te asesoren. Otra opción es denunciar el hecho en el Buzón de Lucha contra el Fraude Laboral del Ministerio de Empleo. También se puede interponer una demanda en el Juzgado de los Social.

En el momento en que al falso autónomo se le reconozca la relación laboral con la empresa, esta puede ser multada. Además, tendrá que contratarlo y pagar todas las cuotas a la Seguridad Social de los últimos 4 años. El trabajador, por su parte, podrá pedir que le devuelvan el importe de las cuotas de autónomos abonadas, el IVA y la diferencia del salario con respecto a lo que marca el convenio colectivo.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados