Extinción voluntaria indemnizada, ¿qué es y cuándo puede ocurrir?

La extinción voluntaria indemnizada basada en una “causa justa” da derecho al trabajador a cobrar el paro y a recibir una indemnización.

Extinción voluntaria indemnizada, ¿qué es y cuándo puede ocurrir?
Puede darse por modificación del contrato, impagos o incumplimientos graves

¿Es posible irse de la empresa cobrando paro e indemnización? Esta pregunta nos la hemos hecho alguna vez, ya que el pensamiento general es que si nos vamos por voluntad propia de una empresa no tenemos derecho a recibir nada. Pues bien, esto no siempre es así.

Hay ciertos casos en los que podemos cobrar no solo el paro, sino también recibir una indemnización equivalente a la del despido improcedente. El artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores habla de lo que se conoce como la extinción voluntaria indemnizada basada en una “causa justa”. ¿Y qué se entiende por causa justa? La ley establece 3 supuestos que veremos a continuación.

 

1. Extinción voluntaria indemnizada por modificación del contrato

Se refiere a los cambios sustanciales que afecten a las condiciones laborales de los trabajadores y que se pongan en marcha sin respetar lo previsto en la citada ley. Entre otras, las que afecten a los siguientes ámbitos:

  • Jornada de trabajo.
  • Horario y distribución del tiempo de trabajo.
  • Sistema de remuneración y cuantía salarial.
  • Régimen de trabajo a turnos.
  • Sistema de trabajo y rendimiento.
  • Funciones (cuando excedan de los límites previstos por el estatuto para la movilidad funcional).

También podemos incluir en este supuesto los traslados ordenados por la empresa que impliquen cambiar de domicilio.

 

2. Extinción voluntaria indemnizada por falta de pago

Cuando la empresa comienza a retrasarse en el pago de los salarios o deja de abonar los sueldos, los trabajadores también pueden dimitir sin perder sus derechos a una indemnización o al cobro del paro. No obstante, hay que dejar claro que la deuda debe ser “real, no controvertida, vencida y exigible”. Para que el retraso se considere grave deben haber pasado al menos tres meses.

 

3. Extinción voluntaria indemnizada por incumplimiento

Este supuesto es más genérico, ya que se habla de “incumplimiento grave de las obligaciones empresariales” (exceptuando los supuestos de fuerza mayor). Para hacernos una idea mencionaremos algunos ejemplos:

  • Vulneración del derecho a la libertad sindical.
  • Acoso laboral.
  • Incumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales.

 

Víctimas de violencia de género

También tienen derecho a cobrar el paro, pero no una indemnización, las víctimas de violencia de género.

No obstante, antes de tomar ninguna decisión conviene consultar con un abogado especializado en el ámbito laboral. Eso sí, debemos hacerlo cuanto antes. Hay que tener en cuenta que hay casos, como los impagos del salario, que pueden acabar con un despido por causas económicas o un ERE por parte de la empresa.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: