Excedencia voluntaria, todo lo que necesitas saber

Un trabajador puede solicitar la excedencia voluntaria siempre y cuando cumpla una serie de requisitos. Te contamos cuáles son.

Excedencia voluntaria, todo lo que necesitas saber
El contrato laboral queda suspendido durante un tiempo

Los diferentes tipos de excedencias están regulados en el Estatuto de los Trabajadores, concretamente en el artículo 46. En principio, esta figura jurídica formaba parte del derecho de los funcionarios, aunque con el paso del tiempo ha ido asentándose también en la empresa privada.

La excedencia voluntaria tiene por objeto la atención a intereses personales del trabajador, y por su naturaleza subjetiva se diferencia de otras excedencias laborales que necesitan criterios objetivos para su concesión.

La principal característica de este tipo de excedencia radica, como bien dice su nombre, en su voluntariedad. Sin embargo, se convierte en una concesión forzosa para la empresa cuando el trabajador decide solicitarla.

EXCEDENCIA VOLUNTARIA


REQUISITOS

  • Para poder solicitar esta excedencia, el trabajador debe llevar más de un año trabajando en la misma empresa.
  • También tendrán derecho a ella los trabajadores que necesiten atender al cuidado de un familiar hasta el segundo grado de afinidad o consanguinidad, que por razones de edad, discapacidad, enfermedad o accidente no pueda valerse por sí mismo.
  • Una vez disfrutada la excedencia voluntaria por el tiempo solicitado, el reingreso en la empresa debe ser requerido por el mismo trabajador. La reincorporación no tiene por qué producirse en el mismo puesto laboral que ocupaba con anterioridad a la excedencia.


CARACTERÍSTICAS

Durante el periodo de excedencia voluntaria, el contrato de trabajo queda suspendido. Es decir, el empleado no tiene que acudir a su puesto de trabajo ni recibirá su salario. La empresa tampoco abonará sus cotizaciones.

Puede durar entre 4 meses y 5 años. Si se ha disfrutado anteriormente de una excedencia voluntaria, también deberán haber pasado al menos 4 años para volverla a solicitar.

Los trabajadores que la soliciten para atender al cuidado de un hijo tendrán derecho a un periodo de excedencia no superior a 3 años, que empieza a contar desde la fecha de nacimiento (hijo biológico) o de la resolución judicial o administrativa (por adopción).

Este periodo no será superior a 2 años, salvo negociación colectiva, para casos en los que el trabajador lo solicite para atender al cuidado de un familiar que no pueda valerse por sí mismo y no desempeñe actividad retribuida.

Durante el primer año de excedencia, el trabajador tendrá derecho a la reserva de su puesto de trabajo. Pasado este plazo, la reserva quedará limitada a un puesto del mismo grupo profesional o categoría equivalente.

En caso de formar parte de una familia numerosa de categoría general, el trabajador tendrá reservado su puesto durante un máximo de 15 meses, que se extiende hasta los 18 meses para los casos de categoría especial.

Si quieres pedir una excedencia voluntaria, aquí te dejamos un modelo de solicitud.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados