Consejos para evitar robos en la playa

¿No quieres que nada ni nadie estropee tus días de vacaciones junto al mar? Entonces echa un vistazo a estos 10 consejos para evitar robos en la playa durante este verano.

Consejos para evitar robos en la playa
10 trucos para evitar que te roben en la playa

Son muchos los ladrones que aprovechan los días de vacaciones y de descanso de las personas para poder “hacer el agosto” con los objetos personales de estas. Es por ello, que para evitar robos en la playa durante este verano y poder disfrutar de unos días estupendos y de relax, conviene tomar algunas precauciones.

Si quieres evitar robos en la playa durante estas vacaciones, toma nota de los consejos y trucos que a continuación te proponemos y evita así, que tus días de verano junto al mar se estropeen por causa de un hurto.

10 trucos para evitar robos en la playa

Seguramente no seas ni el primero ni el último que se preocupa por la seguridad de sus pertenencias personales cuando va a darse un chapuzón. Sin embargo, existen algunos trucos para garantizar que todas tus cosas se encuentren donde las ha dejado tras haber tomado un refrescante baño.

Es por ello que a continuación te presentamos 10 consejos que te permitirán disfrutar de la playa de una forma más segura. ¡No te los pierdas!

1. El agujero

Guarda todos tus objetos de valor dentro de una bolsa hermética y entiérrala de forma disimulada en un agujero bajo la arena. Coloca la toalla sobre este y ve a disfrutar del agua del mar, ya que nadie se habrá dado cuenta de dónde has metido tus pertenencias.

2. La bolsa vacía

Saca tus objetos de valor de la bolsa en la que llevas todas tus cosas a la playa y colócalos debajo de la toalla. Después tendrás que dejar la bolsa abierta y vacía sobre la toalla. Si vas a utilizar este método, conviene ir echando un ojo a tu toalla para controlar que nadie se acerca demasiado para examinar la zona.

3. El pañal usado

Coloca todas tus pertenencias dentro de un pañal limpio y ciérralo de tal modo que parezca que está cerrado. A continuación podrás darte un baño tranquilamente, ya que seguramente a nadie le apetezca hurgar dentro del pañal usado de un bebé.

4. El vecino

Pide a alguna de aquellas personas que se encuentren más próximas a tus pertenencias, que le echen un ojo a tus cosas mientras vas al agua. La gente se suele mostrar bastante amable en estos casos, por lo que no deberás preocuparte por pedirles que te hagan el favor. Además, luego se lo podrás devolver tú de la misma forma.

5. El socorrista de la playa

También puedes optar por pedirle al socorrista de la playa que te guarde tus cosas mientras estás en el agua, seguro que lo hará encantado. De todos modos, deberás tener en cuenta que si surge una emergencia, tus pertenencias pasarán a un segundo plano.

6. Atar las cosas

Coge tus pertenencias y guárdalas dentro de tu bolsa de playa. Utiliza los cordones de tus calzado para cerrar la bolsa con unos nudos y finalmente tápalo todo con la toalla. Si alguien se acerca para intentar robar tus cosas, quizás no cuente con el tiempo suficiente para poder acceder a ellas antes de ser descubierto.

7. El calzado

Si eres de aquellas personas que va a la playa con zapatillas, podrás utilizarlas para colocar tus objetos personales dentro de los calcetines y colocarlos dentro de estas para ocultar las cosas de la forma más simple.

8. El paquete de toallitas

Al igual que ocurre con el pañal de bebé, las toallitas tampoco son uno de los focos potenciales de los ladrones. Es por ello que colocar tus cosas dentro del paquete de toallitas, sin duda evitará que estas sean robadas.

9. Los turnos

Si has ido con un grupo de gente a la playa puede ser una buena idea hacer turnos para que alguien se quede vigilando las pertenencias de todos mientras el resto van al agua. Puede que sea un poco incómodo para el que se queda en la toalla, pero es una opción que siempre existe y además se puede ir rotando.

10. La proximidad a la orilla del mar

Colocarse lo más cerca posible de la orilla del mar para que cuando vayas a darte un chapuzón tengas tus cosas visibles y controladas en todo momento, también puede ser una buena solución para evitar los robos en la playa. Sin embargo, deberás estar atento por si sube la marea y el agua acaba por mojar todas tus cosas.

 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados