Cómo evitar perder el subsidio para mayores de 52 si vas a trabajar

El subsidio para mayores de 52 años puede suspenderse y reanudarse cuando al receptor que ya lo está cobrando se le acaba el contrato

Cómo evitar perder el subsidio para mayores de 52 si vas a trabajar
Cuando la cotización supera los 360 días hay que elegir entre el paro o esta ayuda

Si estás cobrando el subsidio para mayores de 52 años y te han ofrecido un trabajo, ten cuidado con los pasos que das porque podrías perderlo. El porqué lo encontramos en primer lugar en que ahora esa modalidad ya no existe, se ha sustituido por el subsidio para mayores de 55 años.

Los que ya lo están cobrando seguirán haciéndolo hasta la edad de jubilación, pero los nuevos solicitantes deben esperar a cumplir 55 años y cumplir unos requisitos que se han endurecido con la nueva ley.

Pero volviendo a la pregunta inicial de si una persona que está cobrando el subsidio para mayores de 52 años lo pierde si empieza a trabajar, la respuesta es depende.

 

Reanudar el subsidio para mayores de 52

En primer lugar depende de si el trabajo es a tiempo completo. En este caso deberá avisar al Servicio de Empleo para que el pago del subsidio se suspenda durante el tiempo que va a estar contratado. Una vez que el contrato finalice, podrá volver a pedir que se le reanude la ayuda. Cobrará la misma cantidad y estará sujeto a las mismas condiciones que antes de aceptar este último trabajo.

 

El subsidio para mayores de 52 con más de un año cotizado

También depende de la duración de los trabajos. Si los contratos son por breves periodos de tiempo, no pasa nada. El problema está cuando un trabajador acumula más de 360 días cotizados. En este caso podrá solicitar la prestación por desempleo normal, lo que todos conocemos como el paro.

En un principio no parece una mala opción, puesto que puede cobrar el paro y, una vez que se le agote, solicitar las ayudas extraordinarias. El problema está en lo que comentábamos al principio. Ahora ya no existe el subsidio para mayores de 52 años, sino que la edad se ha elevado a los 55 años. Por tanto, si el solicitante aún no ha cumplido esa edad no podrá pedirlo. Tampoco podrá hacerlo si no cumple con los nuevos requisitos, que como hemos dicho, son más restrictivos. Por ejemplo, si se trata de un matrimonio en el que uno de los dos gana más de 1060 euros al mes, el otro cónyuge no lo podrá solicitar.

 

La excepción para quienes ya tienen el subsidio concedido

Por tanto, parece lógico pensar que quienes están recibiendo el subsidio para mayores de 52 años no se planteen siquiera la opción de buscar trabajo. Es por eso que el Servicio Público de Empleo ha hecho una excepción con quienes ya estaba cobrando esta ayuda. Cuando estas personas acumulen más de un año cotizado pueden optar por renunciar al paro y perder los días cotizados a cambio de volver a cobrar el subsidio especial (426 euros al mes) hasta que le llegue la edad de jubilación.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados