8 errores a evitar para no estropear la ropa

¿Notas que tu ropa se estropea con facilidad? Quizás estés cometiendo alguno de los errores que aquí te presentamos. Descubre de cuáles se trata y evita así estropear la ropa.

8 errores a evitar para no estropear la ropa
Cuidar tu ropa es esencial para que esta te dure más

Si eres de esas personas a las que les gusta cuidar sus ropas pero siente que estas se estropean con facilidad, quizás te interese echar un vistazo a los errores que se suelen cometer con las prendas de vestir y que llevan a que estas se estropeen. En este artículo te presentamos 8 errores que podrás reconocer, con el objetivo de evitar estropear la ropa. ¡No te los pierdas!

Cuando se trata de lavar la ropa, existen algunas reglas simples que la mayoría de la gente sabe seguir, ya sea separar las ropas claras de las oscuras o lavar los vaqueros del revés para evitar que estos pierdan el color.

Pero ¿sabías que existen una serie de cosas que debes y no debes hacer con tus ropas? Descubre cuáles son los errores que están arruinando tu ropa y evita así que esta se estropee fácilmente.

Cómo evitar estropear la ropa: 8 errores que puedes estar cometiendo

errores-de-lavar-ropa

1. Usar perchas inadecuadas

Dependiendo del tiempo que las ropas vayan a estar colgadas en el armario, la percha equivocada puede acabar estropeándolas. Por ejemplo, una percha muy corta seguramente estropearía la parte de los hombros de la prenda que en ella se cuelgue.

Las puntas laterales de las perchas deben estar justo al final del hombro, junto a la costura de la manga. Además, no deberás utilizar perchas de metal si vas a colgar ropa que aún está húmeda, ya que la humedad puede crear óxido o decoloración en las perchas, lo que hará que la ropa se llene de manchas que prácticamente son imposibles de quitar.

Lo mejor es utilizar perchas de madera o de plástico de buena calidad y del tamaño adecuado.

2. Lavar la ropa demasiadas veces

Lavar tu ropa es inevitable, pero conviene que lo hagas lo menos posible para que esta no se estropee. Lavando tu ropa solo cuando realmente es necesario, no solo conseguirás que tus prendas duren más, también estarás contribuyendo positivamente con el medio ambiente y ahorrando tanto en agua como en electricidad.

Un consejo: cuando laves ropas de colores oscuros, hazlo del revés, en frío y con un centrifugado bajo, cerca de 800 rpm. De esta forma, tu ropa durará más tiempo, ya que los daños causados en este tipo de ropa normalmente están relacionados con un uso excesivo del lavado a máquina.

3. Usar mucho detergente en polvo

Es importante evitar sobrecargar el cajón del detergente con mucho detergente en polvo, especialmente cuando se trata de colores oscuros, ya que el detergente en polvo hace que los colores se vayan perdiendo poco a poco con el paso del tiempo.

Si tus ropas están manchadas, lo mejor que puedes hacer es llevarlas a un lugar en el que las hagan una buena limpieza en seco. Las lavanderías cuentan con lavados especiales a vapor y productos químicos para eliminar las manchas más difíciles.

4. Utilizar el detergente más eficaz

Es aconsejable utilizar detergentes líquidos o cápsulas de gel. Ya que el detergente en polvo se disuelve durante el ciclo de lavado principal, haciendo que los tejidos se queden más ásperos tras el lavado.

5. No cerrar las cremalleras ni abotonar las prendas antes de meterlas en la lavadora

Puede que no ocurra nada si se te olvida hacer esto, pero lo ideal es cerrar las cremalleras y abrochar los botones para evitar que estos queden atrapados en el tambor o en otras piezas de la máquina, legándose a causar daños tanto en las prendas como en la lavadora.

6. Sobrecargar la lavadora

Puede que esta regla sea ampliamente conocida. Sin embargo, y si quieres que tu ropa no se estropee, una vez hayas llenado la máquina deberás poder colocar fácilmente tus dos manos dentro de esta para comprobar que la lavadora no está sobrecargada.

Si cargas de más tu lavadora a menudo, puede que empiecen a aparecer manchas blancas en tu ropa y que esta acabe por estropearse rápidamente.

7. Guardar las ropas de forma incorrecta

Si sueles guardar tus ropas en las bolsas de plástico transparentes en las que llegan después de salir de la lavandería, deberás tener cuidado, ya que si estas todavía están algo húmedas, dicha humedad acabará por estropear tu ropa. Lo mejor que puedes hacer es usar bolsas o cubiertas de ropa de buena calidad y transpirables.

8. Armarios no resistentes a las polillas

Por increíble que parezca, una de las cosas que puede arruinar por completo tu ropa tiene relación con las polillas. Las polillas son un problema que en pocos meses puede causar grandes daños en tu ropa. La mejor solución es contar con productos anti-polillas de buena calidad en todos los armarios de tu casa.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados