Estos son los puentes más bonitos de Europa

Recorremos el viejo continente en busca de los puentes más bonitos de Europa. Lo que encontramos es definitivamente sorprendente.
 

Estos son los puentes más bonitos de Europa
Construcciones que son sencillamente increíbles

Los puentes sin duda tienen un lugar de honor cuando se habla de las construcciones más desafiantes que el ser humano puede hacer. Son obras sumamente complejas que deben ser resistentes a la vez que flexibles (hay que recordar que la tierra se mueve) y deben ser duraderos en el tiempo.

Por si fuera poco, cada vez es más una exigencia que los mismos sean atractivos a la vista. Hoy, atrapados por la complejidad y estética de estas obras queremos hacer una selección con los 7 que a nuestro parecer son los puentes más bonitos de Europa.

Una vez que los conozcas no vas a querer perdértelos.


Puentes más bonitos de Europa: nuestros 7 elegidos



Pont Neuf, en Paris

Pont Neuf

Con este puente sucede algo que se repetirá más de una vez en nuestra selección: aunque la estética del puente es hermosa y ha envejecido con muchísima gracia, podría decirse sin problemas que hay otros mucho más imponentes.

Lo que hace que este sea uno de nuestros favoritos va más allá de su estética. Este es un puente que tiene demasiado a su favor como para obviarlo: cruza el río Sena, ofrece una vista increíble de una de las ciudades más bellas del mundo y además está lleno de candados de enamorados de todas partes del mundo.

¿Quieres un dato más? fue creado en 1607, lo que lo convierte en el más antiguo de todos los puentes que cruzan el Sena.


Tower Bridge, en Londres

Tower Bridge

Cuando se trata de puentes levadizos hay obras más modernas que esta, pero pocas resultan tan imponentes. Se trata de una hermosa construcción terminada en 1894 que cruza el mundialmente conocido Río Támesis y se encuentra a sólo unos pocos metros de la Torre de Londres. En su momento fue el puente levadizo más sofisticado del mundo.

Es una construcción que, al compartir la estética de la mayoría de las atracciones arquitectónicas de la ciudad, encaja perfectamente en ella. Después de todos estos años, sigue siendo uno de los puentes más bonitos de Europa.


Ponte di Rialto, en Venecia

Puente de Rialto

Tal como sucede con Pont Neuf, puede decirse que hay otros más grandes, imponentes y complejos. Pero sin duda esta obra de 1588 es especial, ya que bien puede ser el puente más hermoso e icónico de una ciudad que es reconocida (en parte) por sus puentes.

Podrá ser pequeño, pero para nosotros sin duda está entre los puentes más bonitos de Europa.



Dvortsovyy Most (Puente del Palacio), en San Petersburgo

Puente del palacio

San Petersburgo es una ciudad emblemática por sus puentes levadizos, y este a su vez es uno de los más emblemáticos que se encuentran.

Es un puente que fue inaugurado en 1916 y comparte la estética de gran parte de San Petersburgo. De noche, cuando se encienden las luces y se combinan el resto de la bella ciudad rusa se crea un espectáculo visual admirable.



Ponte Vasco da Gama, en Lisboa

Puente Vasco da Gama

La belleza de este puente inaugurado en 1998 radica principalmente en tres puntos específicos: es una obra simple, inteligente e imponente. Con sus más de 17 kilómetros es con diferencia el puente más largo de Europa.

Si tienes la oportunidad de admirarlo de noche, tendrás una vista inigualable.



Pont Jacques Chaban-Delmas, en Burdeos

Pont Jacques Chaban-Delmas

El más nuevo y moderno de los puentes elevadizos que incluimos en esta selección es también el más revolucionario y bonito, se trata una construcción inaugurada en 2013 que funciona mediante un sistema de elevación vertical.

Es un sistema totalmente diferente a los que se encuentran en los puentes más tradicionales en el que las dos mitades se elevan diagonalmente. Tiene 57 metros de altura, y 575 metros de longitud.



Puente del Alamillo, en Sevilla

Puente del Alamillo

Quisimos cerrar nuestra selección de los puentes más bonitos de Europa no porque sea español sino porque su construcción moderna es atrevida e impactante. No hay un ángulo ni un momento del día en el que esta maravilla arquitectónica se vea mal.

Sevilla ya es considerada por muchos como la ciudad más bonita de España y con un puente de semejante belleza, reafirma esta idea.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados