Estos son los principales fondos buitre para la venta de viviendas

Aparecieron con la crisis financiera hace unos años. Hoy consiguen ganancias millonarias. Así son los fondos buitre para la venta de viviendas.

Estos son los principales fondos buitre para la venta de viviendas
Compran activos a precio de saldo

La sombra de la crisis es alargada, y sus efectos han causado estragos en numerosos aspectos. De hecho, se podría decir que la crisis ha sido financiera, económica, social, demográfica, institucional, política... Y por supuesto, inmobiliaria.

Oficialmente, según las cuentas del Gobierno español la crisis acabó en 2014. Sin embargo, sus consecuencias siguen vigentes en la actualidad. La economía española aún no se ha recuperado totalmente.

La agitación del mercado inmobiliario se ha plasmado en sus cifras a lo largo de estos años. La caída de los precios empezó suavemente y se hizo cada vez más intensa. Fue entonces cuando aparecieron los fondos buitre para la venta de viviendas.

FONDOS BUITRE PARA LA VENTA DE VIVIENDAS


Aprovecharon el momento exacto para aterrizar en España. Otearon el mercado en busca de la oportunidad perfecta, y la encontraron. Hoy cuentan con ganancias millonarias y muchos ya han decidido retomar el vuelo.

Se les calificó de oportunistas y fueron bautizados con el nombre de 'fondos buitre' por analogía con estas aves carroñeras. Su manera de proceder se reveló deprisa: compraban todo tipo de activos inmobiliarios a precios de saldo y después los vendían con importantes plusvalías.

En definitiva, compraban barato para vender caro. Los años 2012 y 2013 fueron los más fértiles para su cacería, pero todavía hoy acumulan jugosos rendimientos. Te contamos cuáles son los principales fondos buitre para la venta de viviendas que han sobrevolado España.

MAGIC REAL STATE - BLACKSTONE

En 2013 el Ayuntamiento de Madrid vendió a este fondo buitre 1.860 viviendas públicas de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS).

La operación se hizo con el argumento de asumir el coste social que derivaba de echar a las familias de sus hogares con ayuda del ayuntamiento, que contaba con una lista de futuros desahuciados.

La transacción se cerró por 128,5 millones de euros, unos 30 millones menos de lo que valían los inmuebles según varios estudios. Las viviendas estaban incluidas en el programa de ayudas a jóvenes y familias con recursos limitados.

En total, el coste medio de cada casa fue de 62.000 euros. Una “cifra ridícula” para los afectados, a quienes finalmente la Cámara de Cuentas de Madrid les ha dado la razón.

Este fondo buitre también ha comprado viviendas protegidas en otros municipios como Móstoles, Getafe, Alcorcón, Las Rozas y Torrejón de Ardoz. Se calcula que sus beneficios ya superan los 100 millones de euros.

GOLDMAN SACHS - AZORA

Cerca de 3.000 pisos fueron los que el Instituto de la Vivienda de Madrid vendió a Goldman Sachs en 2013. El coste total: 201 millones de euros.

Las viviendas están ubicadas en Madrid, Móstoles, Torrejón de Ardoz, Parla y Majadahonda, entre otros. La operación fue presentada como un importante ahorro para las arcas públicas madrileñas.

Numerosos afectados se unieron para acudir a los tribunales. Actualmente hay abierto un proceso judicial que determinará la legalidad del negocio.

Las maniobras de Goldman Sachs han llegado a otras ciudades españolas como Barcelona. Sus beneficios no dejan de crecer.

CERBERUS

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), también llamada el 'banco malo', hizo en 2013 miles de préstamos procedentes de Bankia a este fondo buitre.

El banco español ya había adjudicado su negocio inmobiliario a Cerberus a principios de ese año. La operación se valoró entre 40 y 90 millones de euros. Aunque según las últimas informaciones, el acuerdo entre ambas entidades se tambalea.

Las ganancias de Cerberus tienen un origen más disperso, ya que además compró créditos morosos al Banco Santander en 2012 por 300 millones de euros.

LONE STAR FUNDS

Los bajos precios del suelo fueron otra tentación para los fondos buitre. En 2015, Lone Star Funds compró a la Sareb suelos en Madrid, Cataluña y Valencia por 58,5 millones de euros. Menos de un año después los ha vendido por casi el doble.

Previamente el fondo estadounidense había comprado el Grupo Neinor, inmobiliaria de Kutxabank, por casi 1.000 millones de euros. Y en 2012 invirtió 150 millones en préstamos fallidos del Banco Santander, la misma operación en la que participó Cerberus.

En la actualidad, Lone Star Funds aspira a convertirse en la principal constructora de España. Su cartera está valorada en 800 millones de euros y planea construir 8.500 viviendas hasta 2020.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados