¿Están dando los bancos más créditos personales?

Aunque la crisis económica persiste, el aumento de la concesión de créditos personales se da gracias a la mejora del empleo y del consumo privado.

 ¿Están dando los bancos más créditos personales?
En enero de 2016 el crédito a las familias subió un 2,5 % respecto al de 2015



Parece que la crisis llegó para quedarse todavía durante un tiempo. Pese a que la irrupción salvaje de los primeros años se ha suavizado considerablemente, aún golpean los últimos coletazos de la bestia.

Y aunque dolorosos, no son ya lo suficientemente fuertes como para evitar el aumento del empleo y del consumo privado. Gracias a estos dos factores, se está generando un incremento de los préstamos personales durante este año. 

En 2015 se produjo una dura pugna entre las entidades financieras con motivo de los precios de los créditos al consumo. Este año la cosa se ha calmado y la concesión de créditos personales sigue subiendo, llegando a unos niveles que no se veían desde antes de la crisis. Según todas las expectativas, el 2016 cerrará con la recuperación definitiva del crédito al consumo. 

El dinero que se concedió a las familias mediante préstamos personales durante el mes de enero fue de 163.255 millones de euros, lo que significa un 2,5 % más que en enero de 2015.

Este saldo acumula además 7 meses de aumentos consecutivos. Los causantes de esta mejora en la concesión de crédito son la recuperación de la economía española, aumento del empleo y las medidas de política monetaria impulsadas por el Banco Central Europeo.

 

Mejora la situación económica para solicitar préstamos personales



Los bancos se encuentran ahora a clientes con mayor solvencia, lo que les permite poder prestarles efectivo. Suelen ser clientes con cierta antigüedad, de los que disponen datos para contrarrestar su nivel de solvencia. La demanda existía, pero se cumplían los requisitos para facilitar los préstamos personales.

Durante este año, la demanda contenido se ha liberado. 8.490,9 millones de euros corresponden al sector de la automoción, con una subida del 26,96 %, mientras que el sector del consumo, con 15.125 millones de euros, ha subido el 6,73 %. 

Los bancos son los primeros interesados en la concesión de créditos, por lo que han aumentado la oferta de sus préstamos. También se produce a veces una bajada en el tipo de interés de los mismos, pero a cambio se debe contratar un seguro o tarjeta, o bien domiciliar la nómina.

Ahora es posible encontrar préstamos personales en entidades financieras al 5%, 6% o 7% de interés. 

Otro buen dato es que la tasa de morosidad de los préstamos personales es muy baja, sin la comparamos con los créditos a las empresas.

La morosidad en préstamos concedidos a familias es del 4,5 %, mientras que a pequeñas y medianas empresas del sector de la construcción llega al 29 %.

Si la mejora económica continua su ascenso, lo normal es que este ratio de mora disminuya conforme se concedan nuevos préstamos en mejores condiciones. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados