Estafas de préstamos, reconoce las más comunes

Estafas de préstamos, un engaño cada vez más habitual a quienes necesitan un crédito rápido y les ofrecen unas condiciones interesantes pero falsas.

Estafas de préstamos, reconoce las más comunes
Nunca hay que enviar dinero por adelantado

Cuando la economía doméstica es débil y surge un imprevisto, habitualmente no hay dinero para hacerle frente, por lo que en muchos casos no queda otra opción que solicitar un crédito rápido. Se trata de préstamos de pequeñas cantidades e interés muy alto, que sacan del apuro pero luego hay que pagarlos… Con la crisis económica han proliferado, al igual que las estafas de préstamos.

Pues sí, los timadores siempre están al acecho para aprovecharse de ciudadanos angustiados por conseguir dinero de una forma rápida y sencilla. Muchos no comprueban apenas los datos de la supuesta entidad que les va a resolver el problema, y entonces es cuando llegan estos.

Para evitar estafas de préstamos, lo mejor es seguir una serie de consejos para estar atentos ante cualquier actitud extraña por parte de supuestas entidades crediticias serias.
 

Consejos para evitar estafas de préstamos

 

Consultar en foros serios de internet

La opinión de los usuarios es importante para hacernos una idea. Pero atención, hay que saber diferenciar entre clientes que no están satisfechos con el servicio facilitado y aquellos que han sido víctimas de fraude. Por ello lo mejor es dirigirnos a las entidades más conocidas, que son donde mayor número de usuarios han solicitado un crédito y estos darán sus opiniones.
 

Nunca pagar por adelantado

Las empresas serias de créditos rápidos dejan todo muy claro con los simuladores online de sus páginas web. Con ellos sabremos desde el principio cuánto tenemos que pagar en el plazo de tiempo escogido. No suelen tener comisiones. Cuando la entidad con la que contactamos nos solicita una comisión adelantada antes de enviarnos el dinero, estamos ante una estafa de préstamo.
 

Información falsa en los contratos

Aunque parece haber disminuido, siguen dándose casos en los que la entidad vende unas condiciones ventajosas de dinero, tiempo e intereses, pero en el contrato que facilitan ponen otras que son mucho más onerosas. Sigue existiendo muchísima gente que no lee los contratos, y al firmar certificamos que estamos de acuerdo con lo que dicen.
 

Nos ofrecen salir del Asnef

El sueño de todos aquellos inscritos en registros de morosos. Es cierto que existen entidades de créditos rápidos que sí aceptan a clientes incluidos en uno de estos ficheros, pero suelen tener algunas condiciones, como que la cantidad sea inferior a 1.000 euros o que la deuda no tenga vinculación con ningún banco. Cuando estos requisitos no se cumplen y nos ofrecen sacarnos del Asnef y un crédito a cambio de gastos de gestión y comisiones, malo, estamos ante una estafa de préstamo.
 

Empresa falsa de recobros

En caso de tener impagos con una entidad financiera, puede darse el caso de que se pongan en contacto con nosotros solicitando el pago de la deuda como empresa de recobros. Es obligatorio que la empresa de créditos rápidos que traspase su deuda a otra de recobros lo comunique antes a sus clientes. Por ello, en caso de que nos llamen una de estas empresas especializadas en la estafa de préstamos, deberemos ponernos en contacto con la entidad de créditos rápidos con la que contratamos originalmente para confirmar su validez.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados