Escapadas de fin de semana: qué hacer y qué ver en Teruel

Al sur de Aragón te espera una ciudad tímida y humilde por fuera. Pero por dentro... prepárate para vivir una experiencia fantástica con todo lo que ver en Teruel.

Escapadas de fin de semana: qué hacer y qué ver en Teruel
La ciudad aragonesa guarda un montón de sorpresas

Hay lugares que entran por los ojos, los vemos por doquier en guías de viaje y magníficos reportajes fotográficos. Y hay otros lugares que son, simplemente, más discretos. No suelen estar en boca de los compañeros de trabajo a la vuelta de unas vacaciones. Y que, sin embargo, esconden un buen puñado de sorpresas.

Así es Teruel, una pequeña localidad con cerca de 36.000 habitantes. Preciosos monumentos mudéjares salpican sus calles, muchos de los cuales han sido reconocidos como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Museos, naturaleza, arquitectura. Y ocio, por supuesto. ¿Crees que echarías algo de menos?

Te contamos algunas de las cosas que podrás ver y hacer en Teruel. Porque será pequeña en tamaño, pero enorme en cuanto a posibilidades. Y en este artículo es difícil contarlas todas.

 

ESCAPADA DE FIN DE SEMANA: QUÉ HACER Y QUÉ VER EN TERUEL

VIERNES

Según llegas a Teruel, ¿qué te parecería pegarte una buena comilona en uno de los mejores restaurantes de la ciudad? La Barrica, ubicado en la céntrica Calle Abadía, ofrece una amplia variedad de deliciosos pintxos acompañados de exquisitos vinos y caldos. Lo justo y necesario para reponer fuerzas de cara a la ruta que te toca por la tarde.

Cerquita de La Barrica encontrarás muchas maravillas que ver en Teruel:

 

IGLESIA DE SAN PEDRO

Uno de los ejemplos más bellos del arte mudéjar. Decorado con preciosas vidrieras y un enorme rosetón. Su torre es la de menor altura de las 4 de corte medieval que se pueden ver en Teruel. Se construyó en el siglo XIII y está perfectamente conservada.

En su interior también verás una impresionante cúpula y un laberinto de pasillos. La iglesia tiene una estructura de fortaleza que se plasma en su robusta arquitectura. Posee uno de los pocos claustros de estilo mudéjar que quedan en Aragón.

A todo ello hay que añadir el Mausoleo de los Amantes de Teruel, de obligada visita junto a la Iglesia de San Pedro. Situado en una de sus capillas, el recorrido a través de este lugar te encantará por su belleza. Las figuras del enamorado y su amada descansan en una sala cargada de emotividad.

 

PLAZA DEL TORICO

En el casco antiguo de la ciudad se halla esta popular plaza, que debe su nombre a la pequeña estatua de un toro que corona su fuente principal. En ella encontrarás todo tipo de comercios, cafeterías y bares. Apúntate su localización para tomarte una copa al caer la tarde, porque estarás bebiendo en uno de los lugares preferidos por los turolenses por su ambiente nocturno.

Por ejemplo verás la cervecería irlandesa Flannagan's, para tomar algo en plan relax. O El Tozal, un grupo de cocheras decoradas al estilo rústico y típico de Teruel donde no faltan las actuaciones musicales.

 

SÁBADO

LA ESCALINATA

¿Te has levantado con energía? Entonces prepárate para un buen paseo y subir la bonita Escalinata que conecta la estación de trenes con el centro de Teruel. También de estilo mudéjar, en su cima podrás disfrutar de las mejores vistas de la ciudad. Puedes subir en ascensor, pero te perderías buena parte del encanto.

 

CATEDRAL DE SANTA MARÍA DE TERUEL

Cerca de la Plaza del Torico se encuentra la obra maestra del arte mudéjar en Teruel. De mediados del siglo XIII, decorada con sobriedad y elegancia. Su torre se levanta imponente oteando la ciudad.

Su techumbre tiene el honor de ser llamada la Capilla Sixtina del estilo mudéjar. De gran valor arquitectónico, en sus casetones abundan los motivos pictóricos de temas históricos, religiosos y costumbristas. Una auténtica joya.

Ya en el siglo XIV se levantaron las otras dos famosas torres de Teruel: la Torre de la Iglesia del Salvador y la Torre de San Martín. Son las dos de mayor tamaño de la ciudad y en ellas se pueden apreciar con claridad rasgos góticos. Cuenta la leyenda que su construcción está marcada por una apasionada y trágica historia de amor.

Por la noche puedes tomar unas copas los locales más animados de Teruel: Los pubs Mambo y Picasso, donde disfrutarás de música variada en un ambiente joven y divertido.

 

DOMINGO

No puedes marcharte sin visitar Albarracín, un precioso pueblo de la provincia a escasos 40 kilómetros de Teruel, donde reina la paz y la tranquilidad. En él tendrás la sensación de viajar a otra época. Lo mejor: perderse entre sus laberínticas calles. Creerás estar en un plató de cine medieval. Y podrás degustar los platos más típicos de la zona en el restaurante La Taba.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados