¿Es realmente útil la formación para parados?

¿Tienes dudas sobre los cursos de formación para parados? Te explicamos en qué consisten y por qué son una opción perfecta para perfilar y aprender nuevas aptitudes profesionales.

¿Es realmente útil la formación para parados?
Descubre sus ventajas profesionales

A pesar de la progresiva reducción del número de parados durante el ejercicio del 2016, las cifras vuelven a estancarse, con cerca de 3.789.000 personas en situación de desempleo según los últimos datos del INE.

Es por ello, que mucha gente busca opciones alternativas para mejorar sus posibilidades y mantenerse activos.

Uno de los recursos que el Servicio Público de Empleo nos ofrece, junto con sus divisiones autonómicas, es la posibilidad de realizar cursos de formación para parados.

Aunque directamente no vaya a significar un contrato asegurado, el realizar estos cursos conlleva unas ventajas claras que vamos a explicar a continuación.


¿Por qué merece la pena realizar un curso de formación para parados?


Los cursos de formación tienen como objetivo principal mantener a los desempleados activos, perfilando sus habilidades, y haciendo que puedan adquirir nuevas competencias profesionales.

Para poder acceder a la formación, es necesario que el solicitante se encuentre dentro del SEPE (Servicio Público de Empleo), ya sea como parado o demandante de empleo si nunca ha trabajado con anterioridad.

Si estás decidido a participar, vamos a mostrarte las características propias de los cursos para desempleados, que en su mayoría son muy positivas:
  • La obtención de certificados de carácter oficial y acreditativo cuando se finaliza el curso en condiciones óptimas. Es un hecho muy importante pues estos títulos cumplen funciones específicas para algunas especialidades y además cuentan como créditos horarios para muchos requisitos de oposiciones o certificados de profesionalidad.
 
  • Suelen ser gratuitos casi siempre, debido a que se realizan gracias a subvenciones del Gobierno o la Unión Europea. Se llevan a cabo por empresas especializadas por lo que además, la calidad tiende a cumplir unos estándares bastante buenos que debes aprovechar todo lo que puedas, haciendo un buen uso del material y el profesorado.
 
  • Hay pocas plazas en muchos de los casos, por lo que se recomienda paciencia hasta que decidan ponerse en contacto contigo. Una vez hayas sido seleccionado, se debe respetar la asistencia, pues es bien sabido que faltar reiteradamente a las clases (sin justificación previa) de formación puede implicar la expulsión para que otra persona pueda acceder a la plaza.


¿Cómo se solicitan los cursos de formación para parados?

Para aprender más sobre los cursos y poder solicitarlos, aparte de formar parte del SEPE como demandante de empleo o parado (como hemos mencionado antes),  se deben consultar varias opciones como pasos a seguir:
  • En primer lugar, se debe hacer una consulta web, pues la página del SEPE junto con sus distintas divisiones autonómicas, ofrecen un listado de los cursos con su duración, temática y procedimiento necesario para realizar la solicitud.
 
  • Tras tenerlo claro podemos valernos de una oficina de empleo (las cuales se pueden consultar en la web) para que nos den una orientación final y rellenemos las solicitudes del curso o cursos que más nos interesen, junto a su código de referencia.

Es importante resaltar que otras entidades como las empresas de formación,  sindicatos, o las cámaras de comercio, pueden ofrecer orientación y ayuda para realizar la inscripción tal como lo haría el SEPE y la oficina de empleo.

Se debe de tener en cuenta también que las personas que reciben una prestación por desempleo están sujetas a la realización de los mismos cursos de formación de manera obligatoria para conservar sus ventajas.

Tras toda esta información, queda bastante claro que los cursos de formación para parados son una baza que se debe aprovechar al máximo, dado que el Estado no siempre ofrece ayudas de calidad gratuitas.

Además de la ventaja laboral que proporciona el certificado con sus créditos, la gratificante sensación de realización personal tras el curso ayudará en gran medida a mejorar nuestra actitud de cara al futuro.
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados