¿Es posible tramitar un divorcio online? Despeja tus dudas

La fórmula del divorcio online permite agilizar el proceso de separación. No es tan cómodo como parece, pero sí tiene la ventaja de ahorrar tiempo y costes.

¿Es posible tramitar un divorcio online? Despeja tus dudas
El procedimiento requiere igualmente los servicios de un abogado

En 2015 se presentaron en España más de 120.000 demandas de divorcio, de las cuales existe un número indefinido de divorcios online. Gracias a las nuevas tecnologías, los trámites necesarios para consumar una separación matrimonial se han agilizado.

De esta forma, solicitar el divorcio a través de internet permite reducir el tiempo y los costes empleados respecto al método tradicional, ya que se ahorra en desplazamientos y gastos de gestión.

Por tanto, la respuesta es sí. El divorcio online es posible, pero con matices. Entre sus principales desventajas está la desconfianza de gran parte de los usuarios a efectuar este tipo de procedimientos por internet.

 

EL DIVORCIO ONLINE EN ESPAÑA: PARTICULARIDADES

En primer lugar hay que decir que un divorcio online no es exactamente firmar un papel en una página web. Vale, su característica más importante es que se puede tramitar en cualquier momento y desde cualquier lugar, pero esta fórmula no elimina la necesidad de contratar un abogado.

Lo que desde luego cambia radicalmente es la relación que el contratante mantiene con su abogado. En vez de tener que desplazarse hasta su despacho o esperar a que pueda atenderle por motivos de agenda, la comunicación se hace mucho más fluida gracias a internet.

Los documentos que son imprescindibles para completar el divorcio ahora pueden gestionarse por otras vías, como por ejemplo el correo electrónico o los formularios online. Además, para resolver cualquier duda de urgencia que pueda surgir siempre podremos hacerlo por teléfono.

 

UNA CUESTIÓN DE CONFIANZA

En cualquier caso, el grado de confianza que pueda tener un interesado en tramitar un divorcio de este tipo es algo muy personal. Algunos despachos de abogados, como éste, ofrecen la posibilidad de reunirse con ellos puntualmente para garantizar que el proceso avanza correctamente. Así, el intercambio de información se hace a tiempo real y sin barreras.

Otros despachos detallan los pasos que hay que seguir para estos divorcios. Primero, los interesados deberán rellenar un formulario que enviarán al despacho. Entonces les asignarán un abogado que se encargará de la burocracia correspondiente, como conseguir un convenio regulador que hará llegar a los solicitantes.

Una vez cumplimentados los documentos necesarios, y si los dos cónyuges han rubricado su conformidad mediante firma, un procurador del despacho presentará la demanda de divorcio en el juzgado. Por último, ambos cónyuges serán llamados para ratificar la demanda en el propio juzgado.

El precio de toda la operación varía de un despacho a otro.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados