¿Es posible facturar sin que se trate de facturas de autónomo?

Existen opciones para emitir facturas, cumpliendo ciertos requisitos, sin ser facturas de autónomo ni estar dado de alta en dicho régimen especial.   

¿Es posible facturar sin que se trate de facturas de autónomo?
Se puede facturar a través de cooperativas de trabajo asociado

La crisis ha golpeado con fuerza las economías familiares de todo el país. Los trabajos dejaron de ser para toda la vida para convertirse en un lujo de duración incierta.

Ante esa situación, gran número de ciudadanos ha tenido que reinventarse y buscarse el sustento arañando pequeños trabajos de aquí y allá que les permitan con suerte llegar a fin de mes.

Y es cuando surge la pregunta, ¿se puede facturar sin ser autónomo? Ya sabemos que para emitir las facturas de autónomo hay que estar dado de alta en dicho régimen.

Sin embargo, muchos de estos trabajos de los que hablamos son esporádicos, de escasa contraprestación y realizados por cuenta propia, con una continuidad muy alejada en el tiempo, por lo que no sale rentable darse de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social para autónomos.

A menudo los profesionales que realizan estos trabajos tienen además un contrato por cuenta ajena con otra empresa, o bien reciben ingresos por el cobro del paro.

La cuota de autónomos hundiría su economía ya que no compensaría con lo que ganaría en los escasos trabajos realizados. Las facturas de autónomo no constituyen entonces una opción.
 

Opciones para facturar sin emitir facturas de autónomo


Inscripción en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores. Es imprescindible si queremos emitir facturas sin ser autónomos. En caso de emitirlas sin serlo y no estar dados de alta en este censo estaríamos cometiendo un delito. 
 
Una vez dados de alta, podemos generar facturas siempre que los trabajos realizados no supongan un medio de vida. Es decir, que las contraprestaciones obtenidas no representen la fuente principal de ingresos. 
 
También es posible emitir facturas si se hace un trabajo freelance a través cooperativas de trabajo asociado pertenecientes al mismo sector de actividades en la que se desarrolla la labor. 
 
Es recomendable no generar facturas habitualmente, por ejemplo todos los meses la misma cantidad, ya que Hacienda puede pensar que se trata de una práctica usual y por ello ser multados.

Es importante recordar también que si estamos cobrando el paro no podemos emitir facturas de autónomo, ya que seríamos sancionados perdiendo el subsidio. 
 
El límite para facturar sin ser autónomo está en no superar en todo el año el SMI (salario mínimo interprofesional) mediante el cobro de los servicios realizados.

Así, durante 2017 no se podrá sobrepasar la cantidad de 9.906,40 €. Si no se llega a ella con los trabajos realizados no es necesario darse de alta ni emitir facturas de autónomo, aunque sí es obligatorio declarar los ingresos y hacer el IVA de cada trimestre cuando la actividad ejercida lo requiera.

También te puede interesar:
 

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: