¿Es posible cobrar el paro y trabajar al mismo tiempo?

Existen excepciones para cobrar el paro y trabajar a la vez, ante las diversas situaciones posibles lo mejor es consultar en la oficina de empleo.

¿Es posible cobrar el paro y trabajar al mismo tiempo?
Debemos comunicar inmediatamente que tenemos trabajo

El importe económico que se recibe por estar en situación de desempleo es una ayuda que proporciona el Estado para que la persona en paro pueda disponer de unos ingresos mientras busca trabajo. Una vez que lo encuentra, se extingue esta prestación. Aunque no siempre, pues hay casos en los que se puede cobrar el paro y trabajar al mismo tiempo.

Cada prestación por desempleo tiene su propia normativa, y dependerá del nuevo trabajo que se vaya a desempeñar, ya sea a media jornada o completa, autónomo o por cuenta ajena, los ingresos a percibir… Para saber claramente cuándo se puede cobrar el paro y trabajar a la vez lo mejor es ponerse en contacto con la oficina de empleo.
 

Cobrar el paro y trabajar simultáneamente

 
Lo primero que tenemos que hacer tras encontrar un trabajo es ponerlo en conocimiento de la oficina de empleo. Aunque los Servicios Públicos de Empleo tarde o temprano conocerán la noticia al cruzar los datos en la Seguridad Social, es una obligación que tiene toda persona que cobre el paro.

Dicha comunicación puede hacerse vía telefónica, en el 901 11 99 99; mediante la sede electrónica del SEPE en caso de tener DNI electrónico, firma digital o usuario o contraseña de usuario; directamente en las oficinas de empleo.

Si se cobra paro y el trabajo ofrecido es de jornada completa y por cuenta ajena, la prestación se extingue. Si se deja de trabajar, de nuevo se retoma la prestación de desempleo, y sin haber gastado días de prestación.

En caso de encontrar trabajo a tiempo parcial y cuenta ajena está la opción de detener el cobro del paro y reanudarlo después, cuando que nos quedemos otra vez en desempleo. O bien está la opción de cobrar desempleo en función de la jornada a realizar. Si el trabajo es a media jornada, recibiremos la mitad de la cuantía; si se trabaja un 75% de la jornada, recibimos un 25% de la cuantía).

En estas situaciones, si se detiene la ayuda y trabajamos continuamente con un contrato más de 360 días, generamos un derecho de opción, el cual nos posibilita la elección entre la nueva prestación originada o la prestación suspendida, perdiendo definitivamente, eso sí, la opción no elegida.

La casuística en torno al tema de cobrar el paro y trabajar es variada ya que existen una serie de situaciones concretas que pueden surgir más, como por ejemplo:

  • Trabajar por cuenta propia y cobrar el paro siendo autónomo
  • Empezar a trabajar cuando se está cobrando el subsidio para mayores de 55 años o que en ese momento se tengan más de 52 años.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados