¿Es obligatoria la fianza en un contrato de alquiler?

¿Puedes alquilar un piso sin pagar fianza? Descubre si es obligatorio o no pagar una fianza cuando alquilas una vivienda, así como todas las características que giran en torno a este tema.

¿Es obligatoria la fianza en un contrato de alquiler?
Todas las claves sobre la fianza de tu arrendamiento


Si vives de alquiler o tienes pensado hacerlo, seguramente te hayas preguntado si es posible alquilar una vivienda sin tener que pagar la fianza. Bien, la posibilidad existe, pero está fuera de la ley.

Según dicta el artículo 36 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU): “a la celebración del contrato será obligatoria la exigencia y prestación de fianza en metálico en cantidad equivalente a una mensualidad de renta en el arrendamiento de viviendas y de dos en el arrendamiento para uso distinto del de vivienda”.

Por lo tanto, es totalmente obligatorio realizar el pago de una fianza siempre que alquiles una casa.

Si quieres saber por qué es obligatorio pagar una fianza, la cantidad a pagar de esta o el resto de peculiaridades sobre la fianza, echa un vistazo a continuación y descubre todos los detalles.
 

Todo lo que debes saber sobre la fianza de un alquiler


¿Qué es la fianza?

Se trata de la cantidad de dinero que se da para asegurar el cumplimiento de una obligación o pago.

En este caso, la fianza es la cantidad de dinero que el arrendatario entrega al arrendador por el alquiler de una vivienda para garantizar el pago de la renta y que el inmueble esté en plenas condiciones una vez haya terminado el contrato.
 

¿Por qué es obligatorio pagar una fianza?

La Ley de Arrendamientos Urbanos precisamente obliga a cumplir con el pago de la fianza como medio de protección al arrendador, ya que así se garantizará el pago de la renta y la posibilidad de volver a disponer de la vivienda en perfectas condiciones cuando acabe el contrato.

Con esta mensualidad extra o fianza que el arrendatario debe abonar en metálico al arrendador en el momento en que firma el contrato, se podrán reducir los posibles riesgos y cubrir aquellos daños que aparezcan en la vivienda durante el tiempo que dura el alquiler.
 

Cantidad de la fianza

La cantidad que se debe pagar por la fianza corresponde a una mensualidad del alquiler de la vivienda. Sin embargo, algunos arrendadores cobran dos o más mensualidades en función del equipamiento de la vivienda que están alquilando.

Por otra parte, la LAU no establece un mínimo de mensualidades extra que funcionen como fianza, por lo que tanto arrendador como arrendatario pueden llegar a un acuerdo que les beneficie a ambos. En este caso podrán funcionar como fianza: avales bancarios, avales personales, meses de fianza, etc.

Otro dato importante que merece la pena señalar, es que la fianza no es revisable durante los 3 primeros años del contrato, pero sí que se puede actualizar incrementándola o disminuyéndola cuando se prorrogue el arrendamiento.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados