Errores comunes que se deben evitar al preparar oposiciones

¿Pensando en opositar? Preparar unas oposiciones supone un gran esfuerzo y la mayoría de opositores cae en errores que tú puedes evitar.

Errores comunes que se deben evitar al preparar oposiciones
Errores frecuentes que hay que remediar.

Ser opositor supone un gran esfuerzo y una gran dedicación. Las oposiciones son difíciles de aprobar y la competencia está muy bien preparada. Estos exámenes para conseguir un empleo en la Administración pública pueden estar compuestos por varios tipos de exámenes y sus temarios a estudiar son muy extensos y completos.

Aprobar una oposición y conseguir una plaza de empleo dentro de la Administración Pública es algo que muchos opositores sueñan. Para hacer que este sueño se haga realidad tienes que mejorar tus hábitos de estudio y evitar los errores más comunes que comenten los opositores.

3 ERRORES QUE NO PUEDEN COMETERSE ANTE UNAS OPOSICIONES


Falta de seriedad y compromiso

Para enfrentarse a las oposiciones hay que estar completamente concienciado de que son exámenes muy serios que pueden llevarte a un futuro brillante. Presentarse a unas oposiciones sin habérselas tomado en serio es algo que hay que evitar, pues son exámenes a los que ya de por sí se presenta mucha gente y no aprobarás con un examen casi en blanco. Antes de presentarte a unas oposiciones piensa si cumplirás tus objetivos de estudio y establece un compromiso contigo mismo.

Falta de una buena planificación

Estudiando unos días antes a las oposiciones aprenderás muy poco. Lo mejor es que desde el primer día planifiques y te pongas objetivos de estudio. Una planificación realista será tu mejor baza para superar con éxito unas oposiciones. Esta planificación tiene que ser realista en el sentido de tener en cuenta las horas libres que tienes después de tus obligaciones laborales y familiares.

También es importante tener días de descanso y compaginar los días de estudio con días enfocado a repasar temas anteriores. En cuanto a las oposiciones que incluyen pruebas físicas, conviene destacar que para estar totalmente en forma el día de la prueba es aconsejable empezar un entrenamiento pautado y continuado.

Malos hábitos de estudio

Estudiar para unas oposiciones no solo implica memorizar un temario. Ayúdate de otras técnicas de estudio para fomentar el acceso del conocimiento en tu mente. Diferentes lugares para estudiar, mapas conceptuales, resúmenes o esquemas pueden ser algunas alternativas a mejorar tus hábitos de estudio.

Tampoco hay que subestimar los temas “menos importantes”. En una oposiciones toda la materia a estudiar es susceptible de entrar en el examen. ¿Qué pasaría si solo lo “menos importante” entrará en el examen?

Si el examen tiene una parte oral, práctica en público tantas veces como sea necesario. Un examen oral impone, pero practicar (delante de otras personas o incluso delante de un espejo) te dará una mejor visión de cómo estás gestionando esta parte del temario.

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados