¿Eres inquilino o arrendatario? Gastos deducibles para tu declaración de la Renta

Tanto inquilinos como arrendatarios pueden beneficiarse de deducciones en su declaración de la Renta. ¿Quieres saber todas las ventajas fiscales de las que te puedes aprovechar?

¿Eres inquilino o arrendatario? Gastos deducibles para tu declaración de la Renta
Descubre qué ventajas fiscales puedes obtener

El 2016 está a punto de acabar y llega el momento de hacer balance y conocer cómo han sido las finanzas personales de todo el año.

Por eso, si vives de alquiler o tienes una vivienda alquilada, también debes saber que es el momento para reunir toda la documentación referente al inmueble para poder aprovecharte de las deducciones a la hora de realizar tu declaración de la Renta.

Tanto arrendatarios como inquilinos cuentan con beneficios fiscales en la declaración de la Renta. Sin embargo estos últimos cuentan con muchas menos ventajas que los primeros. Ventajas, que todavía se han visto más reducidas durante los últimos tiempos.

Descubre qué gastos son deducibles en la declaración de la Renta, reúne toda la documentación necesaria y disfruta de las ventajas fiscales que podrás obtener al realizar la declaración de la Renta 2016 durante el próximo año.
 

Gastos deducibles en la declaración para arrendatarios e inquilinos


Beneficios fiscales para propietarios de viviendas en alquiler

El arrendador está obligado a declarar las rentas que provengan del alquiler de su vivienda. Sin embargo, existen una serie de gastos que se pueden deducir, siempre que sean justificados.

  • Intereses de los prestamos ligados a la vivienda, por la adquisición o mejora de esta.

  • Tributos que recaen sobre los rendimientos o sobre la propia vivienda. Como lo pueden ser el IBI, recogida de basuras, tasas de limpieza, alumbrado, comunidad…

  • Gastos de la formalización del arrendamiento

  • Gastos de conservación y reparación de la vivienda, siempre que estos no sean destinados ampliaciones o mejoras de la vivienda. Simplemente, se trata de aquellos que hacen referencia al mantenimiento del inmueble y sustitución de elementos del mismo.

  • La prima de seguro de la casa.

  • La amortización del inmueble y los bienes que este contenga, siendo del 3% del valor catastral de construcción por el desgaste y sin incluir el suelo.

  • Cantidades destinadas a suministros de luz, agua, gas y teléfono u otro tipo de servicios que se incluyan en el uso habitual de la vivienda. Se aplica una deducción única del 60% a la cantidad resultante de los ingresos, menos los correspondientes gastos, independientemente de la edad de los inquilinos.

  • Estas deducciones no se aplican en todos los tipos de viviendas en alquiler. Por ejemplo, las viviendas de vacaciones no se pueden beneficiar de estos descuentos, ya que se alquilan por temporadas.

    Sin embargo, las viviendas de alquiler para estudiantes si que pueden disfrutar de estas ventajas, ya que la Agencia Tributaria valora que el curso escolar es lo suficientemente largo como para ser considerado un arrendamiento de temporada.


¿Cómo pueden beneficiarse de estas ventajas fiscales los propietarios de las viviendas?

  • Recopila todos los recibos de los suministros y gastos de la comunidad.

  • Si realizas alguna reparación conserva la factura.

  • Si has solicitado un préstamo asociado a la vivienda, recuerda que podrás deducirte los intereses.

 

Beneficios fiscales para inquilinos

Los arrendatarios no disponen de tantas ventajas fiscales como los propietarios de las viviendas en alquiler, ya que tras la Reforma Fiscal del 1 de enero de 2015 se eliminó la deducción estatal por arrendamiento para uso habitual.

Sin embargo, todas las Comunidades Autónomas, excepto La Rioja, Baleares y Murcia, han realizando deducciones propias para poder aplicarlas dentro de sus territorios.

Si el inquilino firmó su contrato antes de la entrada en vigor de la Reforma Fiscal, podrá deducir el 10,05% de los importes hasta un máximo de 9.040 euros para rentas que no superen los 17.707,20 euros anuales.

A partir de dicho importe el porcentaje de la deducción irá disminuyendo.
 

¿Cómo pueden beneficiarse de estas ventajas fiscales los inquilinos?

  • Revisa las normativas de la Comunidad Autónoma en la que arrendas la vivienda para descubrir que ventajas fiscales puedes obtener.

  • Reúne todos los justificantes de pago de las mensualidades de tu renta.
 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: