Entrevista de trabajo: consejos para aprovechar al máximo tu oportunidad

Para que nada falle en tu entrevista de trabajo, existen algunos consejos que, además de útiles, te ayudarán a conquistar a tu entrevistador.

Entrevista de trabajo: consejos para aprovechar al máximo tu oportunidad
Dejar una buena primera impresión es esencial

Después de buscar y buscar, y de entregar currículum vitae en todos los lugares que creías ser posible,  finalmente, llegas a la etapa de la entrevista. Para que todo salga como esperas, te traemos una lista de consejos para tu entrevista de trabajo. Deja una buena impresión y aprovecha al máximo la oportunidad. 


Consejos que debes seguir en tu entrevista de trabajo


Antes de la entrevista:

 
  • Con previo conocimiento del cargo para el cual entregaste tu currículum vitae, conoce la empresa a todos sus niveles y aprende sobre el tipo de trabajo para cual te van a entrevistar;
  • Con el conocimiento anterior sobre el tipo de trabajo y tu currículum, intenta establecer una ligación que te permita mostrar las ventajas de ser elegido para el trabajo. Este punto debe ser llevado a cablo durante la entrevista, pero necesitas prepararte, pensar y argumentar con lógica;
  • Tu apariencia es importante y debes lleva ropa adecuada al tipo de empresa para la cual estás siendo convocado. No significa que perderás tu personalidad, pero tampoco quieres llamar la atención por otros motivos que no sean tu experiencia y conocimiento;
  • Llegar a tiempo, e incluso unos minutos antes, es muy bien recibido por tu entrevistador. Demuestra no solo tu interés, como también que sabes cumplir horarios.
  • Dirígete siempre con educación a todos los funcionarios con los cuales te cruces en la empresa. De nada te sirve que llegues con una actitud muy simpática al entrevistador y, fuera de esa sala, trates a todos de forma menos simpática.


Durante:

 
  • Cuando sea el momento de la entrevista, espera las indicaciones de tu entrevistador y deja que empiece él o ella;
  • Saluda de forma convencional. No caigas en el error de sobreactuar y exagerar en un saludo demasiado simpático y forzado. Un apretón de manos y tu nombre son suficiente;
  • Tu actitud, durante el diálogo, es fundamental: Mantenerte sentado con una postura correcta, mantener el enfoque y la atención en el entrevistador sin intimidarlo, dejar espacio para oír, saber aprovechar el espacio para hablar, mantener las emociones y los nervios controlados;
  • No empieces tuteando, a menos que el entrevistador te lo pida. Mantener el trato formal demuestra respeto y distancia, dos cosas fundamentales a la hora de ser entrevistado;
  • Tus respuestas y la forma en que las dices demuestran más de lo que piensas. Por esta razón, piensa antes de hablar, mantén argumentos válidos y actitudes positivas, pero siempre realista;
  • No te aprendas las respuestas. Los entrevistadores se cansan de oír respuestas elaboradas y forzadas. Sé conciso, claro, y directo;
  • Por último, si te es permitido aclarar dudas, aprovecha este momento para cuestionar al entrevistador. Además de salir sin dudas, él entenderá que fue oído con atención durante la entrevista y que, además, tienes un verdadero interés en el trabajo ofrecido.


Después de la entrevista de trabajo:

 
  • Al terminar las preguntas y respuestas de ambos, no te quedes ocupando el tiempo de tu entrevistador ni el tuyo. Cuando él de por terminada la entrevista, despídete con el mismo respeto y atención de inicio, agradece y, cuando indicado, dirígete a la salida;
  • Cuando te encuentres fuera de la empresa, o en tu casa, analiza tu entrevista y examínate para que veas donde puedes mejorar para la próxima.
  • Puede ser recomendable enviar un correo de agradecimiento por el tiempo dedicado a la entrevista. 
Con estos consejos, solo nos queda desearte suerte y que la entrevista sea un éxito.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados