Ensalada agridulce con salsa de soja, una receta china muy fácil

Hoy prepararemos una ensalada agridulce, una versión de la ensalada china tradicional pero con soja en lugar de vinagre de arroz.

Ensalada agridulce con salsa de soja, una receta china muy fácil
Lo primero que debemos hacer es poner a hidratar el agar-agar

Tenemos comprobado que os encantan las recetas asiáticas que publicamos en nuestro blog. Así que hoy haremos una versión de la ensalada china que compartíamos con vosotros hace unos meses. En este caso vamos a utilizar salsa de soja en lugar del tradicional aliño a base de vinagre de arroz. De esta forma, nos quedará una ensalada agridulce muy, pero que muy rica.

Lo bueno de esta receta es que se puede comer durante todo el año, es muy sencilla de hacer y apenas mancharemos la cocina porque no necesita ningún tipo de cocción.

 

Ingredientes para la ensalada agridulce

ensalada-china

Los ingredientes para nuestra ensalada agridulce con salsa de soja serán parecidos a los de una ensalada china tradicional, aunque con alguna pequeña variación. Para 4 personas necesitaremos:

  • Una lechuga Iceberg
  • 200 gramos de jamón cocido
  • Agar-agar (30 gramos)
  • 200 gramos de zanahoria rallada (es mejor comprarla fresca y rallarla nosotros en casa)
  • 1 bote de maíz dulce
  • 100 ml de salsa de soja (podemos echar un poco más si nos gusta con más sabor)

 

Elaboración de la ensalada agridulce

A la hora de elaborar la ensalada agridulce lo primero que tenemos que hacer es poner a hidratar el agar-agar. Como ya os hemos indicado en anteriores ocasiones, lo único que tenemos que hacer es echar esta alga comestible en abundante agua fría y dejarla hidratarse durante un cuarto de hora mínimo. Aunque lo ideal es dejarla toda la noche.

La lechuga también conviene tenerla preparada de antemano. Para ello la lavamos (lo ideal es hacerlo con agua y vinagre), la cortamos en juliana y, si tenemos tiempo, la dejamos un buen rato en un bol con agua fría y hielo. Si haces este paso verás que queda mucho más crujiente.

Mientras tanto, cortamos el jamón cocido en tiras (podemos sustituirlo por unas tiras de jamón serrano) y pelamos y rallamos las zanahorias. Acortaremos el proceso si ya compramos el jamón y la zanahoria preparados, pero nos saldrá más caro.

Una vez tenemos todo listo solo tenemos que coger una ensaladera y echar la lechuga (bien escurrida), el jamón, la zanahoria y el bote de maíz. Lo último que incorporaremos será el agar-agar, previamente escurrido a conciencia. A continuación echamos la salsa de soja, removemos y listo. Como ves, no hemos añadido nada de sal, ya que la salsa de soja suele ser bastante salada. Yo siempre intento buscar una baja en sal, pero no la tienen en todos los supermercados.

 

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados