Enoturismo. ¿Cuáles son las mejores rutas de España?

En España podemos escoger entre 25 rutas del vino para hacer Enoturismo. Todas son excelentes, pero en este artículo recorreremos cinco de ellas.

Enoturismo. ¿Cuáles son las mejores rutas de España?
Nos acercamos a La Rioja, Ribera del Duero, Navarra, Rías Baixas y la Costa Brava

Paseos a caballo entre los viñedos, catas para degustar los mejores caldos, paisajes espectaculares y gastronomía única… En España el Enoturismo está de moda, y no es para menos. A lo largo y ancho de todo el país nos encontramos con vinos excelentes. Y la mejor forma de conocerlos es hacer rutas por las bodegas. En la Península tenemos por lo menos 25 rutas del vino para elegir:

1. Ruta del vino de Alicante
2. Ruta del vino Arlanza
3. Ruta del vino Bierzo
4. Ruta del vino de Bullas
5. Ruta del vino de La Garnacha-Campo de Borja
6. Ruta del vino Campo de Cariñena
7. Ruta del vino Cigales
8. Ruta del vino de Lleida-Costers del Segre
9. Ruta del vino D.O Empordà
10. Ruta del vino de Jumilla
11. Ruta del vino y el brandy del Marco de Jerez
12. Ruta del vino de Montilla-Moriles
13. Ruta del vino de Navarra
14. Ruta del vino Enoturisme Penedès
15. Ruta del vino Rìas Baixas
16. Ruta del vino de Ribera del Duero
17. Ruta del vino de Ribera del Guadiana
18. Ruta del vino de Rioja Alavesa
19. Ruta del vino Rioja Alta
20. Ruta de la Bodegas y Vinos de la Serranía de Ronda
21. Ruta del vino de Rueda
22. Ruta del vino de Somontano
23. Ruta del vino Txakoli de Aiaraldea
24. Ruta del vino de Utiel-Requena
25. Ruta del vino de Yecla

Escoger las mejores no es fácil, puesto que todas ellas aportan valor al Enoturismo. Pero como hay que empezar por algo, en este recorrido hemos seleccionado 5 rutas del vino.

 

1. Enoturismo por la Rioja Alta

Podemos escoger entre 15 rutas diferentes en las que disfrutar de los campos de viñedos. Además podemos pasear entre las viñas, visitar los museos y centros de interpretación, disfrutar de las catas de vino o asistir a las jornadas gastronómicas para degustar los productos locales. Los vinos Rioja son tintos, blancos y rosados y según el proceso de envejecimiento seguido se dividen en cuatro categorías: Joven, Crianza, Reserva y Gran Reserva.

 

 

2. Enoturismo por la Ribera del Duero

Un plan ideal para el fin de semana.. Además de visitar las bodegas más conocidas (como las de Arzuaga, Portia, Protos) podemos recorrer las bodegas subterráneas del casco histórico de Aranda. Son siete kilómetros de galerías y túneles excavados entre los siglos XIII y XVIII. Los tipos de vino amparados por la Denominación de Origen Ribera del Duero son tintos y rosados.

 

 

3. Enoturismo por las Rías Baixas

Cuenta con un centenar de asociados y 50 bodegas visitables. La Denominación de Origen del Vino Rías Baixas se divide en cinco zonas: Val do Salnés, O Rosal, Condado de Tea, Soutomaior (estas cuatro en Pontevedra) y Ribeira do Ulla (norte de Pontevedra y sur de La Coruña).

 

 

4. Enoturismo por Navarra

La ruta aglutina a un centenar de entidades de la que forman parte bares, alojamientos, tiendas, restaurantes, empresas de servicios turísticos, el Museo del Vino de Navarra y cómo no, bodegas. Quien quiera, incluso, puede trabajar la viña.

Pero esta ruta no solo permite conocer un poco más los vinos locales, sino que también nos adentrará en la historia de Navarra a través de los recorridos por Olite con su Palacio Real, el Cerco de Artajona, Ujué, el Monasterio de la Oliva, el puente románico de Puente la Reina-Gares o el románico de la Valdorba, el yacimiento de la Edad de Hierro de las Eretas, el de Andelos en Mendigorría o las Bardenas Reales.

 

 

5. Enoturismo por el Empordà 

Acabamos este viaje en la Costa Brava, con sus más de 2.500 años de historia de tradición vinícola. La ruta del vino nos acerca a los yacimientos arqueológicos del litoral, donde todavía se conservan restos de prensas y fábricas de ánforas que muestran el gran comercio marítimo de nuestros vinos por el Mediterráneo durante la época romana. Además es posible visitar 24 bodegas, además de bares de vinos, museos y centros de tratamiento de vinoterapia.

La gama de vinos del Empordà incluye vinos tintos con notas aromáticas muy características, vinos blancos muy sabrosos y vinos rosados con cierto color cereza. Sin olvidarnos de la garnacha del Empordà, un vino dulce natural elaborado con la variedad de uva que le da nombre. La oferta vitivinícola se completa con vinos ecológicos, mistelas, vinos de uva sobremadurada y espumosos.

También te puede interesar:

Continuer Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados