En qué se diferencia el parquet sintético del natural

Descubre algunas de las variables fundamentales a tener en cuenta en la elección entre parquet sintético o natural: precio, durabilidad, estética o cuidados.

En qué se diferencia el parquet sintético del natural
Presupuesto, estética, resistencia, cuidados específicos, materiales, instalación


¿Parquet sintético o natural? Esto es, ¿suelo laminado o suelo de madera natural? A lo largo de la vida, en determinados momentos, toca recabar toda la información posible y hacerse expertos en infinidad de temas.

Esto ocurre cuando te vas a comprar una bicicleta, cuando vas a poner una cocina, cuando tienes que comprar electrodomésticos, cuando tienes un bebé (multiplicado por millones de temas)… y también si te decides a poner un suelo de manera en tu hogar.
 
En el caso de que no te decidas entre elegir el parquet sintético o el natural, hay una serie de rasgos característicos y diferenciadores de cada uno que quizás teniéndolos claros te sea más fácil decantarte por uno u otro.

Básicamente, desde un punto de vista simplificado, podría decirse que se trata de una diferencia básicamente económica, acompañado de un factor estético versus practicidad.
 
Esto es, si buscas algo económico: parquet sintético. Es una de las razones fundamentales por las que es más común hoy en día este tipo de suelo, y es que supone una diferencia de precio considerable frente al natural.

Por ejemplo, si vas a establecimientos como Ikea, allí sólo encontrarás una selección de parquet sintético. Si buscas algo estéticamente inigualable: parquet natural. Y si buscas un suelo práctico y resistente: parquet sintético. Pero hay muchos más rasgos propios de cada uno que pueden interesarte. Los describimos brevemente a continuación.
 
El primer paso para poder elegir entre parquet natural o sintético es tener claro qué tipos de suelos existen. En esta línea es muy interesante la explicación que comparten en el blog Expertosenparquet.com, aclarando que las diferencias radican en tres aspectos básicos: la manera de instalarlo (parquet encolado –el sistema tradicional para la madera natural-, tarima, o flotantes –en este último tipo se encuentran los sintéticos), el material con el que se fabrica (parquet –tablillas, parquet macizo machihembrado y parquet multicapa-, suelo laminado o tarima flotante, y el tipo de fijación entre piezas (encolados, clavados o clics).
 

Parquet sintético vs parquet natural


Parquet sintético

Además de su precio económico, el parquet sintético puede ofrecer más durabilidad y ser más práctico porque se estropea menos y exige menor mantenimiento. Por ello, está indicado para familias con niños o si se tienen mascotas.
 
Hay muchísimos tipos de parquet sintético, desde los más económicos, hasta marcas que ofrecen más calidad, como Quickstep, que diseña y fabrica una gran variedad de suelos laminados, de madera y de vinilo.

Si no te convence el parquet sintético, pero buscas algo de un precio más económico y que necesite de menos cuidados que el parquet natural, quizás otra opción que puedas tener en cuenta son los suelos cerámicos, que estéticamente también pueden ser muy atractivos.
 

Parquet natural

La autenticidad de los materiales naturales tiene un precio más elevado, que también se traduce en una estética más genuina. Este tipo de suelo absorbe la electricidad estática ambiental y también es un buen aislante térmico, que mejora el confort del hogar y al mismo tiempo reduce el consumo energético.

El parquet natural también ofrece gran variedad de acabados. Para su mantenimiento exige una serie de cuidados específicos, y existen empresas especialmente dedicadas a la restauración de parquets naturales, aunque también puedes hacerlo tú mismo.

Incluso en el mercado existen kits de reparación de parquet:


 


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados