En qué consiste un contrato formativo

¿Te han ofrecido un contrato formativo y no sabes en qué consiste? Nosotros te damos todos los detalles y características sobre este tipo de contrato para que acabes con todas tus dudas.
 

En qué consiste un contrato formativo
Descubre todas sus características laborales

Hoy en día son muchas las empresas que buscan trabajadores cualificados y con experiencia, pero existe un gran número de jóvenes preparados que no cuentan con la experiencia necesaria que exigen las empresas. Una solución a este problema que disminuye el índice de paro juvenil y que ofrece una primera experiencia laboral a los jóvenes, se puede lograr a través de la realización de un contrato formativo.

El contrato formativo no solo favorece la inserción laboral de los jóvenes, también permite que estos se formen en un determinado oficio, al mismo tiempo que conocen dicha actividad laboral desde dentro.
Si quieres conocer todos los requisitos que son necesarios para poder realizar un contrato formativo, así como todas las características que lo componen, a continuación te desvelamos los aspectos laborales más significativos que conforman el contrato formativo.


Características de un contrato formativo


 

¿Qué es?

El contrato de formación y aprendizaje es un contrato que tiene como objetivo ofrecer cualificación profesional a los trabajadores, alternando la actividad laboral dentro de una empresa con la actividad formativa recibida por parte de la formación profesional para el empleo o el propio sistema educativo.


¿En qué consiste?

Los objetivos más destacables con los que cuenta el contrato formativo son:

  • Favorece la inserción laboral juvenil

  • Su meta reside en cualificar profesionalmente a los trabajadores, turnando la actividad laboral y la formativa

  • La actividad formativa se realiza por parte del:

    • Sistema de formación profesional para el empleo a través de la que se puede obtener Certificados de Profesionalidad

    • Sistema educativo a través de la que se puede obtener un Título de Formación Profesional 


Aspectos laborales

  • Requisitos de los trabajadores:

    • No contar con la cualificación necesaria para realizar un contrato en prácticas

    • Tener entre 16 y 25 años (el rango se aumenta a los 30 años hasta que la tasa de desempleo sea menor al 15%)

    • No existe límite de edad para:

      • Discapacitados

      • Colectivos de exclusión social

      • Empresas de inserción

      • Alumnos de Escuelas-Taller, Programas de Empleo-Formación y Casas de Oficio Talleres de Empleo.

  • Duración del contrato:

    • Mínimo de 1 año (6 meses en caso de convenio colectivo)

    • Máximo de 3 años

  • Salario: No puede ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional (SMI)

  • Recompensaciones para las empresas:

    • Reducción de las cuotas empresariales al 100% en empresas con menos de 250 trabajadores y al 75% para aquellas que superen dicha cifra

    • Bonificaciones en las cuotas empresariales en la financiación de la formación:

      • Para trabajadores en general será del 25% durante el primer año de contrato y del 15% durante el segundo y el tercero

      • Para beneficiarios de garantía juvenil será del 50% durante el primer año de contrato y del 25% durante el segundo y el tercero

    • Bonificación extra para los costes de tutorización de aquellas empresas que formen a los alumnos. La cuantía es de 1,5 euros por hora de tutoría durante un máximo de 40 horas mensuales por alumno. En caso de que la empresa esté compuesta por menos de 5 trabajadores la cuantía será de 2 euros

    • Si los trabajadores son convertidos en indefinidos, durante tres años se podrá gozar de 1500 euros o 1800 euros en caso de que se trate de mujeres

  • Beneficios para el trabajador:

    • Se reduce al 100% la cuota del trabajador

    • La protección social está totalmente cubierta

    • Derecho a desempleo

    • Obtención de cualificación profesional

  • Alternancia entre la actividad laboral y la formativa:

    • Durante el primer año la actividad laboral ocupa un 75% de la jornada y un 25% de la actividad formativa

    • Durante el segundo y tercer año la actividad laboral ocupa un 85% de la jornada y un 15% de la actividad formativa



​También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados