¿En qué consiste la subrogación de un contrato laboral?

La subrogación de un contrato laboral es una práctica más común de lo que muchos pueden llegar a pensar. Por eso, dedicamos un espacio para aclarar conceptos.

¿En qué consiste la subrogación de un contrato laboral?
Puede llegar a generar muchas dudas, sobre todo en el trabajador

¿Tienes dudas sobre lo que es la subrogación de un contrato laboral?

¿Desconoces en qué circunstancias se produce y cuáles son sus consecuencias?

Pues menos mal que has llegado a este espacio, en el que te ayudaremos a aclararlas todas.

Seas empleado o jefe, es siempre importante que domines conceptos como estos, así que sigue leyendo.
 


¿Qué es la subrogación de un contrato laboral? 

La subrogación de un contrato laboral consiste en que uno de los signatarios de dicho contrato cede a una tercera persona el cumplimiento de sus condiciones, las mismas que se fijaron en el día uno, cuando se estableció la relación contractual.

Para que quede constancia de la misma, es necesario que las tres partes involucradas (trabajadores, empleador antiguo y empleador nuevo) firmen la subrogación.

La subrogación de un contrato laboral se produce principalmente cuando cambia el empleador que dirige una empresa determinada, en casos en los que hay fusiones, ventas o cambios de nombre, entre otros.
 
Aunque sea una práctica muy común, en muchos casos hay dudas al respecto. Principalmente, estas que presentamos y respondemos a continuación.
 

En estos casos ¿Se firma un nuevo contrato?

No, sólo se firma un documento entre las tres partes involucradas que comunica el hecho a los trabajadores.
 

¿Cambian las condiciones laborales?

La subrogación supone en primer lugar que el empleador no será el mismo pero que ciertas condiciones laborales como la antigüedad, los derechos y los salarios – entre otros –si permanecerán inalteradas.

Ahora, existen otras que si pueden alterarse si el nuevo empleador tiene razones suficientes y justificadas, que principalmente suelen apuntar a mejorar la producción y la competitividad. 
 

¿Qué puede hacer un trabajador si los empleados no están de acurdo con los cambios? 

En la medida de lo posible, es aconsejable que el empleador consulte con los empleados previamente para determinar si estos estarán de acuerdo o no con los cambios que se vayan a hacer.

¿Por qué? porque los trabajadores tienen derecho a denunciar esos cambios si consideran que son abusivos y vulneran derechos y condiciones elementales establecidas en el contrato.
 

Los contratos antiguos ¿Se liquidan?

Esta práctica bajo ningún concepto trae como consecuencia directa la liquidación del contrato existente: no habrán ni compensaciones especiales ni interrupción alguna en la relación contractual. 
 

¿La subrogación es obligatoria?

No, aunque el fin de la relación laboral no sea una consecuencia directa, los nuevos empleadores pueden decidir ejecutar esta opción, siempre y cuando abonen las liquidaciones a los trabajadores que correspondan.
 

¿Quién se hará cargo en el caso de un trabajador finalice su relación con la empresa? 

Si la relación laboral llegara a romperse, sea cual sea el motivo, las responsabilidades y los pagos pertinentes al trabajador correrán por cuenta del último empresario para el que haya trabajado la persona.
 
En lo que se refiere a los cálculos que determinan cualquier indemnización se considerará la antigüedad total del trabajador, incluyendo el tiempo trabajado para el primer empresario o empresa.


También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados