¿En qué consiste la hipoteca inversa?

Con la hipoteca inversa el titular pone su vivienda como garantía del préstamo sin perder la propiedad. A cambio, recibe una cantidad de dinero periódica.

¿En qué consiste la hipoteca inversa?
Los herederos deben hacerse cargo de la deuda
  • Es un producto financiero para mayores de 65 años

Ya hemos hablado en este mismo blog de los productos existentes para complementar la pensión de jubilación. Contratar una renta vitalicia o abrir un plan de pensiones son dos de las opciones más comunes. Hoy hablaremos de una tercera operación: la hipoteca inversa. No es muy conocida, pero puede resultar interesante para aquellas personas que no tienen ningún producto de ahorro contratado y ahora la pensión no les llega para seguir manteniendo el mismo nivel de vida que cuando trabajaban.

Para conocer un poco más en qué consiste la hipoteca inversa empezaremos por aclarar que para poder realizarla hay que cumplir dos requisitos fundamentales:

1. Ser mayor de 65 años o dependiente.

2. Disponer de una vivienda en propiedad y que no pese ninguna carga sobre ella.

La hipoteca inversa es un préstamo

Y así es como funciona la hipoteca inversa:

1. El titular pone su vivienda como garantía del préstamo. Puede seguir viviendo en ella sin perder la propiedad.

2. Como compensación, el banco le da una cantidad periódica de dinero hasta que fallece o hasta que se agota el importe del préstamo. La cantidad va en función de las características del inmueble (hay una tasación previa) y de la edad del titular (cuanto más jóvenes, menos dinero reciben mes a mes).

3. La deuda acumulada se exige en el momento en que el titular de la hipoteca inversa fallece. Por tanto, son los herederos quienes tienen que hacerse cargo.

4. Una vez que el banco reclama la deuda, los herederos deben saldarla (normalmente la cantidad es menor que el valor de la vivienda). El plazo que tienen para devolver el dinero ronda el año. Si no disponen de efectivo suficiente, la entidad les ofrece la posibilidad de contratar una hipoteca al uso por el valor del préstamo. La otra opción que les queda es vender el inmueble. Eso sí, si la cantidad no es suficiente para cubrir la cantidad endeudada, el banco puede embargarles solamente bienes que formen parte de la herencia.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que la hipoteca inversa tiene beneficios fiscales, puesto que se considera como un préstamo. De esta forma, los ingresos no están sujetos a las retenciones de IRPF.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados