¿En qué consiste la figura del autónomo societario?

Ser autónomo societario es más común de lo que parece hoy día, por eso explicamos cuáles son las principales características de esta figura que regula las sociedades mercantiles.

¿En qué consiste la figura del autónomo societario?
Infórmate bien sobre sus características


Con un sector empresarial en continuo crecimiento, a pesar de las dificultades financieras de carácter global en algunos mercados, los españoles optamos en nuestra mayoría por trabajar como autónomos, favoreciendo la creación de pymes.

Aquellos emprendedores que quieran formar una sociedad mercantil necesitan por lo tanto de una figura concreta.

Para dar sentido y equilibrio a toda la estructura de trabajo independiente, existe la figura del autónomo societario, que representa a una Sociedad Mercantil y es una pieza clave en el engranaje económico que tiene como protagonistas a los emprendedores.

Vamos a explicar en qué consiste esta figura junto con sus principales características.


¿Qué es un autónomo societario y en qué tipos se dividen?


Los trabajadores autónomos societarios constituyen una sociedad mercantil, siendo esta la única diferencia relevante con respecto a las demás figuras de autónomo.

El hecho de ser societario no implica ninguna ventaja destacable, más bien es una manera que tiene la Administración Pública de controlar mejor el fraude.

Atendiendo al porcentaje de participaciones en una sociedad y las funciones, las personas que posean un 25% de éstas y desempeñen labores de gestión o directivas, están obligadas a darse de alta como autónomos societarios.

Los que posean un 33% y simplemente trabajen en la empresa también deberán registrarse, así como los que convivan con un socio que tenga al menos el 50% de las participaciones.

Hay que tener en cuenta que las reformas dirigidas con respecto al tema de los autónomos y emprendedores se están volviendo más estrictas con el tiempo, para generar más confianza entre los trabajadores y menos fraude.

El resultado se traduce en mayores tasas y más elementos burocráticos, además de la necesidad de emitir facturas en lugar de los famosos salarios de los socios mayoritarios.


La cotización y el alta para los autónomos societarios

Desde hace un tiempo, los autónomos societarios llevan pagando hasta un 20% más de cuotas mensuales que los demás trabajadores, ascendiendo la cuantía hasta los 319 euros equivalentes al grupo 1 del Régimen General.

Además, la Seguridad Social no permite a los participantes de sociedades mercantiles el acogimiento a la nueva tarifa plana de 50 euros, una maniobra que ha sembrado cierta polémica.

Para darte de alta como autónomo societario se debe rellenar el modelo TA. 0521 – 5 y entregarlo en una oficina de la Seguridad Social junto a la fotocopia del DNI, las escrituras de constitución de la sociedad y el modelo 036.

Ser autónomo societario puede suponer algunas molestias burocráticas al principio, pero a pesar de sus cuotas es la única manera legal de constituir una sociedad mercantil, y asegura un correcto funcionamiento en la empresa y las relaciones subordinadas con los otros trabajadores.

También te puede interesar:
 

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: