En qué casos puede una empresa bajar el sueldo

La rebaja del sueldo a los trabajadores es un problema que surge a veces en las empresas pero para ello deben cumplir unos requisitos concretos.

En qué casos puede una empresa bajar el sueldo
La empresa debe respetar siempre los límites del Convenio Colectivo

Conseguir mantener el sueldo parece una heroicidad hoy en día. Que te lo suban, un milagro, mientras que su disminución es algo bastante más factible y corriente en estos últimos tiempos.

Ante tal situación son muchos los trabajadores que prefieren no decir nada para no perder así su trabajo, hecho que es bien recibido por los empresarios.

Sin embargo, esta reducción del sueldo, aunque legalmente puede realizarla la empresa, siempre tiene que ser cumpliendo una serie de requisitos y límites. Por su parte, el trabajador que ha visto mermado su salario tiene varias opciones para actuar. 
 

Situaciones en las que la empresa baja el sueldo y qué hacer entonces


Hay veces que las compañías necesitan reducir sus costes y eligen la bajada de los salarios como una de las soluciones de su problema.

En el caso de que existan motivos económicos, organizativos, productivos o técnicos, tiene derecho a la reducción del sueldo mediante una modificación sustancial de las condiciones de trabajo. Viene regulada en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores

Esta medida es definitiva y según el número de trabajadores a los que afecte será bien individual, bien colectiva. Lo que tiene que respetar siempre la empresa tras su decisión unilateral son los límites indicados en el Convenio Colectivo.

En todo momento la reducción del sueldo debe estar sobre el mínimo dispuesto en las tablas salariales del Convenio Colectivo.

Opciones del trabajador tras la modificación a la baja del sueldo:
  1. Puede aceptar la situación sin más, y así no surge ningún problema. 
  2. No estar de acuerdo con la reducción del salario e impugnar entonces ante los Juzgados de lo Social.
  3. Estar en contra de la medida tomada por la empresa, por lo que termina su relación laboral con ella. En este caso el trabajador tendría derecho a recibir una indemnización de 20 días por año, con el límite, eso sí, de 9 mensualidades. También se tendría derecho a cobrar el paro.

La reforma  laboral realizada en 2012 permitió tener más flexibilidad a las empresas a la hora de reducir el sueldo de los empleados, según los casos contemplados en el artículo 41 del Estatuto de los Trabajadores.

Existe además otro artículo del Estatuto de los Trabajadores, artículo 82, que permite no aplicar los condiciones salariales indicadas en los convenios colectivos si existen circunstancias probadas que los justifiquen, respetando no obstante los límites y el procedimiento establecido.

En los demás casos, si se produce un reducción del sueldo por una situación no amparada en la ley y el trabajador no está de acuerdo, tendrá derecho a impugnar esta actuación de la empresa. 
 

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados