Emprender entre amigos: ¿es una buena idea?

¿Estás pensando en emprender entre amigos o con algún familiar? Pocos son los simpatizantes de mezclar negocios y amistad, ¿pero realmente es tan mala idea?

Emprender entre amigos: ¿es una buena idea?
Alrededor de un 40% de las startups se crean entre amigos

¿Es una buena idea emprender entre amigos? Esta es una pregunta que muchos emprendedores se han hecho alguna vez, ya que las buenas ideas no suelen surgir entre desconocidos sino con personas de confianza con las que tenemos cierta complicidad.

Sin embargo, el investigador Noam Wasserman, antiguo profesor asociado a la Harvard Business School, a través de su estudio sobre la estabilidad de las empresas fundadas entre amigos, afirma que las probabilidades de fracaso de estos proyectos se incrementan un 28,6%.

De este modo, los puntos positivos que se producen al emprender entre amigos, como el entendimiento, la confianza o la complicidad, pueden verse mermados, paradójicamente, por la propia relación de amistad.

Noam Wasserman recoge en su libro ‘The Founder’s Dilemmas’ (‘Los dilemas del fundador’) los puntos positivos y negativos de embarcarse en un proyecto de negocio con amigos. Según la investigación, los amigos tienden a minimizar y obviar los problemas del negocio para mantener la relación de amistad. No obstante, el mismo estudio confirma que las empresas más estables están conformadas por antiguos compañeros de trabajo.

Así que para que las discrepancias no pongan en peligro la empresa y la amistad, más bien ayuden a alcanzar el éxito, Noam Wasserman nos propone plantearnos una serie de preguntas antes de emprender entre amigos.

 

4 claves para emprender entre amigos sin estar abocados al fracaso

 

¿Compartimos los mismos valores?

A la hora de hacer realidad un proyecto o una idea de negocio debe quedar claro que ambos tenéis los mismos objetivos. Sin embargo, puede que los valores, el grado de fuerza, el empeño y la perseverancia no sean los mismos. Por ello, es esencial tener claro qué límites se pueden traspasar y qué estáis dispuestos a sacrificar.

 

¿Nuestros hábitos de trabajo son compatibles?

Lo ideal es que la carga de trabajo sea equitativa, así como los beneficios. Por supuesto, si habéis trabajado juntos previamente tendréis mucho camino recorrido, ya que la complicidad y el trabajo en equipo son elementos clave.

 

¿Cuáles son nuestras fortalezas y debilidades?

Emprender entre amigos tiene ventajas, y es que la complicidad y la confianza son una fortaleza. Pero es importante tener esto presente, y ser siempre sinceros el uno con el otro ante cualquier situación.

Sin embargo, además de la amistad, son necesarios otros puntos fuertes. Por ejemplo, compartir gustos y valores está bien, pero la pluralidad y la discusión siempre aportan valor al negocio.

 

¿Cómo manejaremos los conflictos cuando surjan?

Los conflictos, más pronto o más tarde, van a surgir, es normal. En una compañía surgen obstáculos y problemas, y lo ideal es que decidáis como vais a afrontarlos desde el minuto cero. Conviene saber si las decisiones se tomarán por unanimidad o cómo se disolverá la empresa en caso de que fuera necesario.

 

También te puede interesar:

Continuar Leyendo
COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados


Additionally, paste this code immediately after the opening tag: