Cómo elegir el mejor dominio para tu empresa

Las empresas deben potenciar su imagen y nombre de marca también vía online, por lo que el dominio elegido debe ser atractivo y funcional.

Cómo elegir el mejor dominio para tu empresa
El nombre tiene que ser lo más corto posible

Hubo una época legendaria en la que más de una gran empresa aún no tenía registrado su dominio web, y cuando procedía a tal trámite, descubría que ya había sido registrado por alguien. Bien por un avispado listillo que se olía un posible negocio, o bien por inocentes que registraban alegremente sus ocurrencias. Era el momento entonces de mover ficha a la empresa. Tocaba buscar otro nombre para el registro, algo contraproducente, o un clásico que nunca falla, aflojar la mosca al propietario del dominio para poder adquirir así su propio nombre…

Y es que la elección del nombre de dominios web es algo fundamental para las empresas en el entorno online. Significa una especie de rótulo comercial en el que nos podemos fijar cuando utilizamos los navegadores. Cuanto más sencillo, fácil de encontrar y recordar sea, más posibilidades tendremos de que localicen a la empresa. Si el dominio incluye alguna palabra clave y además te lleva a una página atractiva, sirve para ayudar en el posicionamiento web y potenciar la imagen de marca.

Sugerencias a la hora de elegir un dominio web de empresa

  1. Tiene que ser fácil de escribir y lo más corto posible, para que así sea muy fácil recordarlo. La mayoría de las marcas importantes utilizan dominios muy cortos. Cuando más pegadizo, mejor. Hay que intentar que el nombre del dominio tenga relación con la actividad que realiza la empresa.
  2. Una opción muy interesante es comprar dominios web que tengan antigüedad. El motivo de esta elección es porque los buscadores valoran mejor a los dominios con más años.
  3. Incluir una palabra clave relevante dentro del nombre del dominio. Esto hace que aparezca en las primeras búsquedas de esa palabra clave y posicione así nuestro sitio web.
  4. Es importante evitar signos ortográficos como los guiones medios y bajos. A menudo dan lugar a confusión. Lo mismo ocurre con las palabras extrañas y de ortografía compleja, o con los números, que cuesta recordarlos.
  5. En caso de que queramos visitas de diversos países del mundo, en el nombre de nuestro dominio no debe aparecer nunca la ñ, ya que no existe en los teclados en inglés.
  6. En cuanto tengamos claro el nombre del dominio, hay que registrarlo, para evitar que alguien registre el mismo nombre antes. La opción primera debe ser .com, para que pueda posicionarse en todo el mundo. Si la empresa sólo va a centrarse en España, registra .es, aunque también registres luego .com, .net, .org. Lo mejor es que alojemos el dominio en el mismo país que el sitio web y la empresa, pensando en el posicionamiento nacional. A la hora de registrarlo, tenemos que tener claro si lo hacemos a nuestro nombre o al de la empresa, para evitar problemas legales futuros.
  7. Existen herramientas especializadas en las que poder estudiar y comprobar la disponibilidad de los nombres de los posibles dominios, como la página Dominios libres.

También te puede interesar:

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados