¿Quieres elaborar un plan financiero viable para tu hogar? Fija metas

Para elaborar un plan financiero viable debemos marcarnos unos objetivos realistas a corto, medio y largo plazo.

¿Quieres elaborar un plan financiero viable para tu hogar? Fija metas
Es recomendable marcarse pequeños logros

Hace unos días decíamos que una de las formas de empezar a ahorrar era elaborar un plan financiero en el que nos marcásemos unos objetivos, siempre de menor a mayor inversión. Podríamos empezar por fijarnos como meta la realización de un viaje, seguir con la ilusión de cambiar el coche y continuar hasta ser capaces de, por ejemplo, comprar una casa o tener un colchón suficiente para la jubilación.

Viéndolo así parece fácil de conseguir, pero lo cierto es que elaborar un plan financiero viable para nuestro hogar implica organización y algún que otro sacrificio. Pero en este caso el fin sí que justifica los medios.

Elaborar un plan financiero desde el corto al largo plazo 


Como decíamos, para empezar a ahorrar hay que revisar los gastos mensuales y equilibrar gastos e ingresos. Después llega el momento de elaborar un plan financiero realista. Para ello debemos seguir una serie de pasos:

1. Fijarnos unas metas a corto plazo. Es fundamental calcular cuánto dinero queremos (y podemos) ahorrar y en qué vamos a gastarlo. ¿Sabes en que te gastarías 3.000 euros si los tuvieras? Pues ese puede ser tu primer objetivo a lograr.

2. Llega el momento de concretar. Una vez alcanzado el primer objetivo, ya estarás preparado para saber qué es lo siguiente que quieres conseguir, cómo vas a lograrlo y en cuánto tiempo. ¿Quieres cambiar de coche en los próximo dos años? Empieza a buscar presupuestos y a calcular cuánto tienes que ahorrar cada mes para poder dar una entrada importante o pagarlo en efectivo. Si creemos que no podremos lograrlo, es mejor fijarnos un plazo más largo. Así no nos fustraremos. 

3. Ampliar nuestras expectativas. Cuando hayas conseguido metas a corto y medio plazo, la siguiente debe mirar al futuro. El próximo paso tiene que ser mejor que el anterior. ¿Qué tal si tratamos de incrementar un poco la cantidad destinada anualmente al ahorro?

4. Mantener los pies en la tierra. Aunque consigas ahorrar, mantén siempre metas realistas. Puedes soñar con quitarte del medio la hipoteca antes de tiempo o con tener unos ahorros para la jubilación, pero puede que nunca consigas ese Lamborghini con el que siempre has fantaseado.

5. Marcarnos pequeños logros. Para no desesperar, a la hora de elaborar un plan financiero podemos ir marcándonos pequeños objetivos, como liquidar las deudas de la tarjeta de crédito en un año o pagar un préstamo personal durante los próximos 18 meses. Una vez liquidadas nuestras deudas, tendremos más dinero para destinar al ahorro.

Si no sabemos cómo elaborar un plan financiero, podemos descargar una de las cientos de plantillas que encontraremos en Internet. O haz como yo y dibuja una tabla como esta, es de lo más sencilla.

 

META

Fecha Límite

Costo

Cantidad disponible actualmente

Dinero Requerido

Tiempo medido en meses

Cantidad a Ahorrar mes a mes

Ahorrar 3.000 para hacer un crucero

Enero de 2016

3.000 euros

0 euros

3.000 euros

12 meses

250 euros al mes


También te puede interesar:

 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados