¿Cuánto y cuándo hay que pagar el IRPF por la venta de una vivienda?

El IRPF por la venta de una vivienda se debe incluir en la declaración de la renta. Por lo general los beneficios se integran en la base imponible del ahorro.

¿Cuánto y cuándo hay que pagar el IRPF por la venta de una vivienda?
Las viviendas compradas antes de 1994 se benefician de una reducción fiscal si se venden por menos de 400.000 euros

Cuando tenemos una vivienda en venta y alguien la compra respiramos tranquilos y en ese momento no pensamos en los impuestos que tenemos que pagar. De la plusvalía ya hablábamos en un artículo anterior, así que hoy vamos a centrarnos en cómo queda el IRPF por la venta de una vivienda. 

 

El IRPF por la venta de una vivienda en la declaración de la renta 


Tributa en la base imponible del ahorro


Lo primero que tenemos que saber es que todas las ganancias patrimoniales obtenidas por las ventas de inmuebles se deben incluir en la declaración de la renta. Por lo general, los beneficios se integran en la base imponible del ahorro (si entre la compra y la venta transcurren menos de doce meses se aplica la tarifa general). Por tanto, si vendiste una vivienda en 2015, en la declaración de la renta actual se aplicarán las retenciones en función de las ganancias: 
 
  • Hasta 6.000 euros: 19,5% (bajará al 9% en la declaración de 2016).
  • Entre 6.000 y 50.000 euros: 21,5% (bajará al 21%  en la declaración de 2016).
  • Más de 50.000 euros: 23,5% (bajará al 23%  en la declaración de 2016).

Dado que el IRPF es un impuesto gradual y progresivo, si obtenemos 60.000 euros por la venta de una vivienda no pagaremos el 23,5%. Pagaremos un 19,5% por los primeros 6.000 euros, un 21,5% por los siguientes 44.000 y un 23,5% por el resto (hasta llegar a los 60.000).


Exenciones del pago del IRPF por la venta de una vivienda


No obstante, hay circunstancias en las que obtendremos una deducción o estaremos exentos de pagar el IRPF por la venta de una vivienda. Quizás estés en una de ellas.
 
  • Las viviendas compradas antes del año 1994 se benefician de una reducción fiscal si el precio de venta ha sido inferior a 400.000 euros.
 
  • Las personas mayores de 65 años que vendan su vivienda habitual están exentas de pagar el IRPF si son dependientes. Si no lo son, pueden librarse de pagar el impuesto si reinvierten las ganancias en contratar una renta vitalicia en el plazo de 6 meses (importe máximo de 240.000 euros). 
 
  • Los contribuyentes que inviertan todas las ganancias obtenidas por vender su vivienda habitual en comprar otra estarán exentos de tributar. Si solo destinan una parte, tendrán que pagar el IRPF del resto del dinero. El plazo para reinvertir las ganancias es de dos años, por lo que si no se hace en el mismo ejercicio fiscal hay que explicarlo en la declaración de la renta. También se aplica esta exención si hubiésemos comprado la nueva vivienda durante los dos años anteriores a la venta.
 
  • Las ganancias patrimoniales obtenidas por la dación en pago o una ejecución hipotecaria de la vivienda habitual están exentas del pago del IRPF.
 
  • Si vendemos una vivienda comprada entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012 solo tendremos que tributar por la mitad de las ganancias. Hay que recordar que durante ese periodo el Gobierno estableció un beneficio fiscal para incentivar la compra-venta de inmuebles.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados