El despido improcedente

En caso de litigio, los jueces son quienes deben determinar si se trata de un despido procedente o no. Conoce las consecuencias, cómo calcular tu indemnización y todos tus derechos ante este caso.

El despido improcedente
Puede llegar a tener un alto costo para el empleador.

Que se califique como un despido improcedente al prescindir de un empleado, puede significar el comienzo de muchos problemas y una ardua disputa judicial en la que se ven envueltas las dos partes (empresario y trabajador).

Indemnizaciones millonarias, según sea la antigüedad del despedido, o la readmisión del trabajador en su puesto de trabajo (en las mismas condiciones y sin degradaciones), son las dos consecuencias de esta acción laboral en la que todos coinciden en algo: la relación nunca volverá a ser la misma.

La decisión de despedir a un trabajador sin motivos justificados puede, incluso, en el caso de los pequeños y medianos empresarios, dar al traste con la solvencia de la Pyme, desatando graves problemas económicos e incluso la quiebra.
  

¿Qué es un despido improcedente?

 
Es aquel que se considera, por ley, sin validez, debido a que las causas que cita el empleador para justificar la finalización de la relación son infundadas, o bien porque no se cumplieron los requisitos de forma necesarios cuando se hizo el mismo. El Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha creado una Guía de Actuaciones en caso de despido. Pincha aquí para conocerla y conocer las recomendaciones por parte del organismo oficial.
 

Las consecuencias: readmisión o indemnización

 

Cuando el veredicto da como resultado el de despido improcedente, la solución suele pasar por pagar una indemnización por la terminación de la relación laboral o, sino, la readmisión del trabajador bajo las mismas condiciones laborales que tenía previo al conflicto y con el pago de los ingresos que dejó de percibir durante el mismo.

Sea cual sea el veredicto, la empresa tiene plazos en los que está obligada a acatar la decisión establecida por ley, si se cumplen los mismos y no pasa nada se sobreentiende que la solución pasará por el reintegro del empleado a su antiguo puesto de trabajo.
 

El monto de la indemnización puede estar influenciada por muchos factores

 

Cuando se evalúa la compensación o indemnización que recibirá el trabajador afectado, se deben tener en cuenta aspectos como los siguientes:
  • La pérdida de ingresos durante el litigio.
  • el hecho de que el trabajador estará por un tiempo determinado en situación desempleo y la pérdida de ingresos.
  • La conducta del trabajador.
  • La antigüedad del empleado.
 
Con todo esto en consideración, se establece como regla casi general lo siguiente:
  • Si el contrato de trabajo que inicia la relación laboral se firmó antes de febrero de 2012 la empresa deberá indemnizar al trabajador con el pago de 45 días de salario por cada año de antigüedad, con un máximo de 42 mensualidades
  • Si, en cambio el comienzo de la relación laboral se originó después de febrero de 2012 se pagarán 33 días de salario por cada año trabajado con un máximo que no superará nunca las 24 mensualidades.
 

¿Cómo hacer para calcular tu indemnización exacta?

 
Gracias a diferentes herramientas online, ahora es muy sencillo saber exactamente cuánto te tocará recibir tras el finiquito de la relación laboral. En calculoindemnizacion.com puedes hacerlo en muy pocos pasos.
 
Como puedes ver, sólo es necesario que introduzcas el salario bruto anual, el comienzo y el final de la relación contractual, los días de vacaciones disponibles y utilizados al año y los días de indemnización.
 
Una vez hecho esto, es tan fácil como presionar el botón “Resultados”. Los mismos no sólo te darán el finiquito total, sino el desglose específico del monto.
 
Con esta herramienta, y otras más similares que se encuentran fácilmente en una búsqueda simple de Google no habrán confusiones en ninguna indemnización por despido improcedente, estés del lado del que la pague o la reciba.



También te puede interesar:

Los diferentes tipos de despido en España
¿Qué es un despido disciplinario?
¿Qué son los despidos nulos y qué efectos tienen?

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados