El despido colectivo: todo lo que hay que saber

En esta oportunidad hablamos sobre el despido colectivo, un mecanismo del que nadie está totalmente exento.
 

El despido colectivo: todo lo que hay que saber
Las empresas en crisis pueden reducir masivamente su personal

El despido colectivo es un mecanismo que se usa en muchas oportunidades cuando la empresa está afrontando una crisis económica importante.

Sea que eres empleado y sientes que la empresa donde trabajas cumple con esta descripción, o un empresario que quiere saber cómo actuar, lo que se necesita saber lo encontrarás con el pasar de estas líneas.
 

Para empezar ¿Qué es un despido colectivo?

 
Según el artículo 51 del Estatuto de Trabajadore, se cosidera despido colecto a aquel donde existen causas económicas, organizacionales o productivas y afecten a la totalidad de la nómina o afecte al 10 % del personal en empresas que tengan entre 100 y 300 trabajadores.

En lo que se refiere a las causas, entre las mismas se encuentran perdidas de capital importantes, disminución en la capacidad de producción por causas internas o externas, así como aquellas de fuerza mayor que no permitan el cumplimiento de las obligaciones salariales con la nómina.

Estos ajustes de plantilla se hacen a través de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), del cual hablaremos más a fondo a continuación.


Tipos de ERE

 

ERE de extinción

 Este tipo es el que más se conoce como despido colectivo y significa que la relación laboral deja de existir completa y definitivamente, por causas como las que ya mencionamos en el punto anterior. Es más común en casos donde la empresa cesa totalmente sus actividades.

Es de todos los tipos de ERE que existen el más grave para los trabajadores y el único de carácter definitivo.


ERE de suspensión

No se entiende como un despido colectivo sino como una reducción de la jornada de todos o la mayoría de los trabajadores.
En casos en los que la producción se vea alterada se usa este mecanismo para determinar cuáles días habrá actividad laboral y cuáles no.


ERE de reducción

Es de naturaleza muy similar al anterior pero varía en el hecho de que generalmente, en este caso lo que se hace es que el trabajador trabaja menos horas al día. Es más común en casos donde la caída de la productividad es menos grave.


La indemnización en el despido colectivo

 
En este punto específico se pueden dar diferentes escenarios, entre los cuales, los siguientes:
 
  • El mínimo siempre serán 20 días de sueldo por año, hasta un máximo de 12 mensualidades.
  • En los casos más comunes la indemnización será aquella establecida en el acuerdo al que lleguen las partes involucradas.
  • Como parte de la indemnización se establece de manera obligatoria que la empresa ofrezca planes de reinserción en el mercado laboral durante – al menos – 6 meses. Todo ello a través de acciones que contribuyan a la formación profesional de los afectados, a la búsqueda de empleo.
  • El punto anterior, sólo es una obligación para aquellas empresas que no hayan entrado en concurso de acreedores.


Los derechos del trabajador afectado en estos casos

 
Entre los principales derechos de la persona afectada se encuentran los siguientes:
 
  • Prestación por desempleo, en casos en los que la persona cumpla con los requisitos necesarios y las cotizaciones suficientes.
  • Indemnización, la cual mencionaremos más adelante.
  • Acceso a planes de reinserción en el mercado de trabajo.
  • Posibilidad de pelear legalmente el despido, tanto a título individual como a través de los representantes laborales.

También te puede interesar:
 

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados