El apoyo familiar, una forma de conseguir una tarjeta de crédito sin nómina

Una práctica habitual, sobre todo para el cónyuge o los hijos, es solicitar tarjetas adicionales en el caso de que queramos conseguir una tarjeta de crédito sin nómina.

El apoyo familiar, una forma de conseguir una tarjeta de crédito sin nómina
Una tarjeta adicional nos puede asegurar una compra a crédito.

En muchas ocasiones hemos analizado el mercado bancario español para encontrar una tarjeta de crédito sin nómina que sea ventajosa para el consumidor. Si bien la irrupción de internet ha facilitado la llegada de este producto, lo cierto es que la actual crisis económica está dificultando 'de facto' que podamos acceder a una de ellas.

Hoy vamos a ver otros caminos que nos conduzcan al mismo fin, es decir, tener una tarjeta de crédito sin nómina, aunque vamos a dar algunos pasos previos. ¿Realmente la necesitamos?

Como hemos comentado, en otras ocasiones hemos sondeado el mercado en busca de una tarjeta de crédito sin nómina. Son los casos de Obsidiana o CitiBank, que permiten este tipo de productos y, lo más importante, en ambos casos no se requiere el cambio de banco.

¿Para qué necesitamos una tarjeta de crédito sin nómina? Podemos caer en la tentación de confundir un instrumento de pago como medio de financiación. Si necesitamos un microcrédito o un préstamo exprés podemos acudir a nuestro banco o sondear por internet ya que hay muchas financieras que ofertan este tipo de productos por la red, eso sí, para pequeñas cantidades de dinero, apenas unos 300 euros.

Pocas son las vías para conseguir una tarjeta de crédito sin nómina. Veamos dos de las más sencillas. El primer paso es acudir a nuestro banco o caja de ahorro, máxime si la carencia de nómina se debe a un hecho temporal, como es la pérdida ocasional del trabajo. Allí podrán analizar nuestra situación y es potestad del director de la sucursal, en muchos casos, autorizar o no la concesión de dicha tarjeta. Eso sí, con un umbral muy bajo de crédito.

La segunda vía es optar por un familiar que sí tenga nómina. Podemos solicitar, si este familiar quiere, una tarjeta de crédito adicional a la que él o ella ya tenga. Puede ser una solución, no la más deseable, en el caso de necesitar urgentemente una tarjeta de crédito sin nómina.

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

Artículos relacionados